Solo el 40% de las empresas escuchan a sus clientes

Solo el 40% de las empresas escuchan a sus clientes

El de Grant Thornton «Compromiso más allá del Consejo: qué esperan los grupos de interés», muestra que a las compañías españolas les resulta complicado adoptar estructuras jerárquicas complejas. Los resultados del informe se basan en más de 2.300 encuestas realizadas a empresarios de 35 países de todo el mundo. 200 de estas encuestas han sido realizadas en España.

¿Cuál es el nivel de compromiso de las empresas españolas con sus clientes?

El informe determina que los niveles de compromiso que las compañías tienen con sus clientes varían en gran medida entre los países analizados. En el caso concreto de España, apenas el 40% de los empresarios afirma escuchar de manera activa los puntos de vista y la opinión de sus clientes, tanto actuales como potenciales. Una cifra que queda muy alejada de la media global del 60%, así como de la de países como Reino Unido o Canadá, cuyo índice roza el 70%.

Aún así, la cifra española se encuentra cerca del promedio de la Unión Europea, donde apenas el 50% de los empresarios encuestados reconoce tener implantados diferentes mecanismos para que sus clientes participen activamente.

El informe también evalúa cuál es el grado de compromiso que mantienen los empresarios según el tamaño de la compañía. Aquellas empresas que tienen entre 50 y 500 empleados son las que menos hacen partícipes a sus clientes.

¿Cómo obtener el compromiso de los clientes?

Sobre qué pueden hacer las empresas para escuchar activamente a sus clientes, existen numerosas fórmulas a considerar. Hay una serie de principios fundamentales que resulta interesante poner en práctica.

Lo primero y más importante es que las compañías conozcan a su público objetivo, identificando los distintos grupos de interés. Además, deben analizar el impacto que cada uno de estos grupos de interés puede tener en las empresas.

Por supuesto, es esencial estructurar de manera adecuada el feedback recibido por parte de los usuarios. Las compañías deben establecer un plan de acción, en el que se determine qué miembros tienen que tomar la iniciativa en el plan de comunicación y cómo la información obtenida se incorporará al proceso de toma de decisiones. El mayor riesgo es que los comentarios aportados por los clientes se pasen por alto.

A todo ello hay que sumar la importancia de ampliar la información de gestión y externa. Los informes integrados suponen un excelente punto de partida para la evaluación y comunicación del impacto social y medioambiental.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...