¿Se puede implantar en España la idea de trabajar solo cuatro días a la semana?

Descubre si es posible trabajar cuatro días a la semana en España

¿Se puede implantar en España la idea de trabajar solo cuatro días a la semana?

En España, el promedio de horas trabajadas a la semana por parte de los trabajadores por cuenta ajena es de 36. Sin embargo, en otros países europeos es inferior. En Francia hace más de 20 años que se introdujo la semana laboral de 35 horas, mientras que en Dinamarca el promedio de horas de trabajo es de 29 a la semana. Estos son datos aportados por la OCDE.

Actualmente hay varias compañías que han implementado la jornada semanal de cuatro días en vez de los cinco habituales. Pues bien, según datos recogidos, el 65% de los directos consideran que la productividad de sus empleados ha aumentado, al igual que su bienestar. Además, se han reducido los días de baja por enfermedad. Por lo tanto, los resultados han sido positivos. Pero, ¿es posible implantar una jornada laboral de cuatro días en España?

Los beneficios de la jornada laboral de cuatro días

Antonio Fernández García, profesor de los Estudios de Derecho y Ciencia Política de la UOC, explica que las ventajas de reducir la jornada son muchos y muy variados. En primer lugar, los empleados pueden disfrutar de una mejor calidad de vida. En segundo lugar, la conciliación personal y laboral es mucho más sencilla. Y, en tercer y último lugar, en proyectos pequeños posibilita la contratación de empleados para cubrir las horas disponibles. 

¿Es posible la implantación en España? El profesor explica que los sindicatos de los trabajadores y los empresarios deben negociar la rebaja de la jornada laboral que establece la ley. Sin embargo, señala que por el momento en España no existe intención de hacerlo porque actualmente la normativa es muy flexible. Por lo tanto, el impacto podría ser mínimo. Además, hay que tener en cuenta que los empresarios prefieren contratar a un solo trabajador por 40 horas a la semana que a dos por 20 horas.

España es un país en el que el sector servicios tiene un gran peso, lo que implica un alto nivel de presentismo en el lugar de trabajo. A esto hay que sumar que la economía sumergida se encuentra actualmente en niveles máximos, y son muchos los empleados que tienen una parte del salario relacionada a objetivos para cuyo cumplimiento deben sobrepasar la jornada ordinaria.

Cabe destacar que España fue el primer país europeo en implantar una jornada laboral de ocho horas, el 1 de octubre del año 1919. Un logro obrero que tuvo lugar después de la huelga de Barcelona impulsada por los trabajadores de la central eléctrica La Canadiense.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...