¿Se descompone Apple con la marcha de Jony Ive?

Apple pierde a su diseñador principal de dispositivos y se queda un poco más vacía para afrontar el futuro.

Apple futuro

La pregunta que se hacen muchos analistas sobre el futuro de Apple se encuentra en si la marcha de Jony Ive significa o no el final de una era. Se habla del final de la era de Steve Jobs, dado que este diseñador siempre estuvo muy ligado a los deseos y el estilo de trabajo del cofundador de la empresa. Entre los dos había una química especial. Se entendían bien hasta el punto de que Jobs tenía un acceso secreto a la oficina en la cual Ive diseñaba sus productos con rigurosa seguridad para que no se filtrara ningún tipo de detalle de sus ideas. Suyo fue el diseño del iPhone bajo la guía y la batuta de Jobs que era quien ponía toda la carne en el asador.

Antes de fallecer, Steve Jobs se aseguró de que Jony Ive nunca fuera despedido de Apple, le convirtió en su legado, en su sucesor espiritual en cuanto a las ideas que necesitaba la compañía para triunfar. Pero con la marcha de Jobs todo ha ido cambiando a lo largo de los años e Ive no ha sido una excepción.

Con la dirección de Tim Cook, muy diferente a la filosofía de Steve Jobs, han cambiado muchos elementos característicos de la entidad e incluso Ive ha redirigido su atención hacia algo más que hardware. Ahora le ha llegado el turno de emprender el vuelo en solitario y la sensación generalizada es de que está acabando una era en Apple, dando lugar a cierta descomposición.

Tim Cook ha hablado públicamente en prensa en relación a unas afirmaciones no oficiales que se habían escrito en un periódico, donde mencionaban que la relación de Ive con Cook no había sido buena en los últimos años y que esto habría llevado a que el diseñador abandone la empresa. Culebrones al margen está claro que Ive ha tenido sus propias crisis de identidad, sus cambios de enfoque y de paradigma. Da la sensación de que echa demasiado de menos lo que le proporcionaba Steve Jobs y que sin ello no es tan brillante como se podría haber esperado. Y como decimos, no es que sea su culpa, al fin y al cabo existen y han existido muchas parejas creativas que han trabajado mucho mejor en conjunto que en solitario.

Pero sí que existe preocupación por el futuro de Apple, al menos en cierto modo. El final de la era de Steve Jobs ya se vio asomar cuando Tim Cook comenzó a tomar decisiones que estaban radicalmente distanciadas de las costumbres del antiguo líder de la corporación. Y ahora Apple está confirmando su papel en un nuevo mercado en el cual va a depositar una gran relevancia en los servicios que proporciona, casi por delante de su aporte al hardware. Lo hará mientras sigue colaborando con Jony Ive desde su empresa propia, con la cual firmarán un contrato ventajoso para ambas partes. Pero está claro que nada volverá a ser lo mismo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...