Repsol reanuda su actividad en Libia tras el cambio de signo del mercado

La compañía española es una de las beneficiadas por la reapertura de dos campos petrolíferos en el país norteafricano en un contexto de alza de precios.

repsol

En el mercado de las materias primas, 2016 será recordado, posiblemente, como el año en que cambió el signo de valores como el petróleo o el gas natural tras dos ejercicios de pronunciadas caídas. Está por ver cuál será el ritmo en que se incrementarán los precios pero parece evidente que, tras los acuerdos alcanzados en la OPEP y la ampliación de los mismos a países no pertenecientes al cártel, el mercado del crudo proseguirá con su rebote. Así lo espera Repsol, que reanuda su actividad en Libia.

En 2014, coincidiendo con el inicio de la espiral bajista del mercado, la compañía española de hidrocarburos interrumpió su producción en el país del norte de África, afectado además por una intensa crisis social y política con tintes bélicos. La recuperación de la actividad se llevará a cabo de manera gradual, observando permanentemente la evolución de un mercado con un potencial de crecimiento innegable pero teóricamente inferior a sus máximos históricos. Por ahora, la producción se cuantifica en 58.000 barriles diarios.

Los planes de la firma española pasan por ir incrementando esta cifra hasta alcanzar los 270.000 barriles a lo largo del próximo trimestre. Tengamos presente que el volumen máximo histórico de producción que llegó a manejar Repsol en Libia fue de 330.000 barriles. La decisión comercial se ha precipitado tras el anuncio del Gobierno libio de que volverá a abrir a la explotación extranjera dos áreas consideradas de alto interés por las compañías petroleras. En cierto modo, esta medida es una señal de la propia recuperación política de un país fuertemente convulsionado tras la Primavera Árabe de 2011.

Ahora bien, las noticias aparentemente complementarias pueden ser al mismo tiempo contradictorias. Y es que, el regreso de Libia al mercado petrolero podría aminorar la tendencia alcista del crudo (en ningún caso detenerla a corto o medio plazo, según los expertos). Al cierre de esta edición, el barril de Brent se encontraba en 55,9 dólares y el de crudo en 53,1. Esto supone un incremento en el año del 47,4% y del 39,2%, respectivamente.

Vía: El País.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...