Repsol confirma fuertes desinversiones pero espera no tocar el dividendo

La compañía de hidrocarburos venderá activos no estratégicos por valor de 6.200 millones de euros, reducirá un 38% sus inversiones y despedirá al 6% de la plantilla.

Repsol

Era uno de los movimientos pendientes de confirmación oficial más esperados y ha sido confirmado por su propio consejero delegado. Josu Jon Imaz ha anunciado que Repsol ya ha presentado su plan estratégico para el periodo 2016-2020 a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y que este contempla desinversiones por valor de 6.200 millones de euros. Se confirman así los augurios sobre la reestructuración que el gigante español debería acometer para encarar un contexto de bajos precios de los hidrocarburos en general.

Imaz ha señalado que la compañía espera que el precio del barril de crudo se mantenga en torno a los 50 dólares para acto seguido remachar que, no obstante, esta era una previsión un tanto pesimista. El mensaje que ha buscado transmitir es que Repsol ha ido un paso más allá a la hora de prevenir los posibles daños y se ha situado en el peor escenario, lo cual debería ser garantía para los inversores. Precisamente, a estos les ha asegurado que no se va a tocar el dividendo.

Es más, el consejero delegado vasco ha añadido que, si finalmente el precio del petróleo se comportara mejor de lo que han previsto, los accionistas se verían directamente recompensados porque se subiría el dividendo. Así, no solo no se reduce la remuneración comprometida sino que se contempla incluso que esta pudiera incrementarse. Se trata de noticias un tanto más positivas de las esperadas pero que, en cualquier caso, no quitan para que lo presentado el pasado jueves fuera un plan de choque en toda regla.

En cuanto a las desinversiones, Repsol asegura que estas se producirán en sectores no estratégicos (lo cual excluye al 30% que controla de Gas Natural). Las inversiones previstas en los próximos cinco años se reducen un 38%, entendiendo que, después de la histórica compra de Talismán, operación que ha sido criticada por el momento en que se llevó a cabo, no hay necesidad de realizar más operaciones a medio plazo. En cuanto a los despidos, no afectarán a más del 6% de la plantilla.

Vía: elEconomista.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...