Repsol cierra filas para frenar a Pemex

La petrolera española aprueba aumentar la mayoría necesaria para tomar decisiones trascendentes y pone fin a las especulaciones sobre una posible escisión.

Repsol
La última junta general de accionistas de Repsol se saldó con un quórum mucho mayor de lo esperado acerca del futuro de la petrolera española. Por un lado, directivos e inversores hicieron alarde de una unidad bastante discutida en los últimos tiempos para exhibir músculo ante Pemex, aprobando una modificación del sistema de toma de decisiones que perjudica claramente las ambiciones de la multinacional mexicana. La segunda gran noticia fue la voluntad del presidente, Antonio Brufau, de dar carpetazo definitivo al “caso YPF.

En las últimas semanas se había especulado sobre la posibilidad de que Pemex, que controla el 9,3% de las acciones de la compañía, forzara una escisión en la misma ante la imposibilidad de ganar más cuota de poder en la dirección. Esta estrategia, fuertemente criticada por Brufau y otros grandes accionistas, buscaba hacerse con gran parte de las ramas de exploración y producción de Repsol. El presidente de la petrolera reiteró lo negativo de esta posible segregación y la vinculó veladamente al frustrado intento de Pemex de forzar cambios en la dirección.

Para evitar cualquier posibilidad de escisión en el futuro era prioritario que la junta de accionistas aprobara un aumento de la mayoría necesaria para ratificar este tipo de cambios tan drásticos. En adelante, será obligatorio contar con al menos el 75% de los votos en una asamblea general de accionistas, lo que en la práctica equivale a cortar de raíz las aspiraciones del gigante mexicano en colaboración con el magnate Carlos Slim. El representante de Pemex negó las acusaciones pero votó en contra de la propuesta de la dirección.

De este modo, Repsol ha conseguido blindarse ante posibles tentativas de injerencias externas o divisiones internas. La única vía que parece quedarle a Pemx pasa por lanzar una opa sobre el conjunto de la compañía española, algo que, a pesar de la gran capitalización de la todavía empresa estatal mexicana, parece poco probable. Por lo que respecta al acuerdo final sobre la expropiación de YPF, Brufau mostró su satisfacción y tuvo un noble gesto con Argentina.

Vía: Cinco Días

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...