Renfe logra duplicar sus beneficios en el área de desplazamiento de viajeros gracias a la bajada de sus tarifas

Los precios “low cost” aplicados al AVE y la larga distancia permiten a Renfe duplicar sus resultados. La compañía sigue lastrada por otras líneas menos rentables como la parcela de mercancías

renfeRenfe recupera un poco de oxígeno. La compañía ha conseguido reflotar sus cifras de ingresos recaudadas por los desplazamientos de pasajeros tras adoptar una estrategia de precios a la baja que está dando resultados. A nivel general, todavía queda mucho camino por recorrer para calmar la situación y mejorar las cifras de negocio de la enseña.

Las acciones de contención de precios trazadas por Renfe se han traducido de forma directa en unos resultados optimistas, en los que ha conseguido duplicar los beneficios captados a partir de estos desplazamientos. En relación al año anterior se han logrado recaudar 56,7 millones de euros. Un 2,6% más desde el pasado mes de febrero, cuando entraron en vigor las nuevas tarifas aún más reducidas.

El principal atractivo para los pasajeros han sido los descuentos y reducciones aplicados a la alta velocidad, ya que los enlaces bajo la etiqueta AVE han generado un aumento del 3,1% en cuanto a beneficios se refiere. Unas subidas destacadas y que han vuelto a hacer resurgir la apuesta de los usuarios por los desplazamientos ferroviarios, especialmente en las conexiones nacionales, en detrimento de los viajes aéreos por la mayor inversión temporal que requieren.

Las subidas generadas de la mano de los desplazamientos en AVE, junto a las de la larga distancia han supuesto la entrada de 1.158 millones de euros. Pero los buenos resultados no se han quedado aquí y, de igual manera han contribuido también a la causa los enlaces de media y corta distancia. Unas subidas más moderadas, en concreto de un 1,8% pero que aportan su granito de arena a la recuperación de resultados y se traducen en 693 millones de euros.

Aún así, no todo han sido buenas noticias y la radiografía general pone sobre la mesa el tropiezo registrado en el apartado de mercancías. En este terreno, Renfe no ha conseguido un resultado en positivo registrando una caída de cerca de 77 millones de euros. Un balance que se anota en rojo y negativo y que responde, en parte a herencias del pasado que continúan lastrando las posibilidades de crecimiento de esta línea de negocio.

vía: El Mundo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...