Reinventar con éxito el negocio de la música

En 1987, tres jóvenes impulsaron un modesto negocio vinculado con la música en directo. 25 años después son un referente del sector.

guitarra

La venta de discos de música ha experimentado una espectacular caída en paralelo con la difusión de Internet. Las colas de consumidores que se formaban para adquirir las últimas novedades de sus artistas favoritos han desaparecido por completo y la inmensa mayoría de las nuevas generaciones dan la espalda a este mercado. Con semejantes datos, ¿cómo puede hacer alguien rentable el negocio de la música? Por difícil de creer que resulte, tres españoles han logrado la cuadratura del círculo con Last Tour International.

Alfonso Santiago, Xabier Arretxe y Javier Arnaiz fundaron esta empresa en 1987 sin grandes conocimientos sobre gestión empresarial. El proyecto de Last Tour nacía con más dudas que certezas y con la única baza de la afición de los tres amigos por la música. Precisamente, esta pasión común les acabaría llevando a apostar por una innovadora fórmula de negocio vinculado a los grandes acontecimientos musicales. Lejos de apostar por la venta directa de discos, la nueva empresa optó por ahondar en el terreno de la música creativa, los conciertos y la proximidad de los artistas.

Más de 25 años después, Last Tour es una de las empresas más prestigiosas del sector de la organización de conciertos. De acuerdo con sus propios responsables, su facturación anual oscila entre 15 y 18 millones de euros. Todo ello a pesar de sus modestos inicios. El propio Alfonso Santiago recuerda cómo para poner en marcha el negocio hubo que utilizar la sala de uno de los socios y cómo otro hacía las labores de mánager. Sería así como organizarían sus primeros conciertos, que progresivamente fueron atrayendo a más y más público.

A día de hoy, Last Tour International se vanagloria de haber puesto en sus carteles a grupos de la talla de Coldplay o Radiohead). No en vano, los tres socios tienen muy claro que el éxito de su empresa radica en conseguir buenos carteles. A partir de ahí, el margen de beneficios podrá ser mayor o menor (o incluso generar pérdidas), pero lo importante es conservar su privilegiado lugar en el mercado.

Fuente: Emprendedores

Foto: pasotraspaso

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...