Rakuten, de líder del e-commerce a operadora móvil

Rakuten tiene la intención de debutar como operadora en el próximo año 2019 para expandir su presencia en el mercado.

Mujer hablando con el móvil

Rakuten es uno de los gigantes del comercio electrónico japonés, el equivalente nipón a Amazon que, eso sí, no ha llegado a tener el mismo nivel de trascendencia en el resto del mundo. Ahora, después de asentarse como una de las referencias principales para la venta de productos online y tras expandir su nicho de mercado hacia otros derroteros como el streaming de vídeo, la compañía anuncia sus planes para introducirse en el sector de la telefonía móvil.

De momento Rakuten ya ha recibido los permisos pertinentes del gobierno para convertirse en operadora móvil. El lanzamiento de su nuevo servicio tendrá lugar en 2019 con la misión de llegar a nada más y nada menos que una cantidad de 15 millones de suscriptores. A su favor tiene la enorme cantidad de clientes con los que cuenta en su tienda online, desde la cual a buen seguro intentarán captar suscriptores para el servicio de conexión.

El motivo por el cual Rakuten ha decidido saltar a otro mercado se encuentra posiblemente en la competencia que está encontrándose cada vez más en el e-commerce. Dice el analista Mitsunobu Tsuruo de Citigroup Tokio que Rakuten está adoptando con esta medida una posición estratégica, dado que se ha encontrado con que la presencia online de Amazon Japan y Softbank han crecido de manera considerable. Dado que van a perder cuota de mercado, al menos quieren mantener su presencia y éxito a través de otros frentes.

¿Pero tienen claro en Rakuten lo difícil que es saltar a un mercado como el de las operadoras partiendo desde cero? Softbank, que era antes operadora que negocio de e-commerce, lo ha tenido muy fácil a la hora de introducirse en el nicho de mercado de Rakuten, pero la operación a la inversa suena cuanto menos complicada. Para salirse con la suya Rakuten ya sabe que necesita dinero, mucho dinero. La inversión que van a realizar es de unos 200 mil millones de yenes de aquí al lanzamiento en 2019 y a partir de ahí seguirán invirtiendo hasta haber gastado 600 mil millones de yenes de ahora hasta el año 2025 en el cual el servicio ya se habrá asentado y generará beneficios.

Como decíamos, Softbank es una de las competidoras principales del mercado móvil, así que seguro que la devolución del golpe por parte de Rakuten va a ser sonada. Junto a Softbank hay otras dos entidades que se reparten el pastel en cuanto a las mayores operadoras de Japón: KDDI y NTT DoCoMo. Las tres suman millones y millones de usuarios en un país en el cual tener teléfono móvil es tan básico como ir en bicicleta. Rakuten sabe que normalmente es muy difícil que una industria tenga más de tres empresas líderes y por eso se va a dejar la piel con la intención de presionar tanto a NTT DoCoMo, KDDI y Softbank que espera que alguna de ellas tenga que recular.

Rakuten con los móviles

Posiblemente la estrategia de Rakuten en el sector móvil sea apostar por los precios bajos. Si tira las tarifas al máximo durante los primeros años a fin de conseguir abrirse camino en el mercado no solo conseguirá clientes, sino que además le hará daño a la competencia. Los analistas esperan que se produzca una guerra de precios porque, hablando en plata, la única carta que Rakuten guarda bajo su manga es el precio, sobre todo teniendo en cuenta que las tres operadoras principales llevan actuando muchos años y ya han conseguido la confianza del público japonés (un tipo de cliente que es muy fiel siempre y cuando las empresas con las que trabajan no les decepcionen).

La otra gran opción de Rakuten se encuentra en aprovechar su base de datos de clientes y usuarios tal y como mencionábamos antes. Se comenta que es posible que la compañía dé forma a alguna iniciativa que le permitiría vincular el servicio que ofrece en su tienda con las suscripciones telefónicas. Es decir, algo como que todo el consumo que hagamos con el móvil nos proporcione un 20% de saldo a gastar en la tienda en lo que queramos. Este sería un gran incentivo para los clientes y le permitiría a Rakuten aprovechar sinergias de una forma exitosa.

Rakuten abrió sus puertas en febrero del año 1997 de la mano de Hiroshi Mikitani y se introdujo en el sector online en un momento clave, dado que se encontraba dando sus primeros pasos. Pasó los primeros años haciéndose un nombre en Japón, acompañando a los ciudadanos japoneses en su tarea de hacer compras online cuando esto todavía era algo poco habitual entre ellos. En 2005 la empresa comenzó su expansión internacional, aunque como decíamos, en ningún territorio ha llegado a tener tanta fama como en Japón (¿recordáis el eslogan de “Rakuten es dabuten”?, quizá sea por eso). Años más tarde ya probaron suerte en el mercado de los móviles con la línea Rakuten Mobile, pero nunca llegaron a tener independencia, dado que solo actuaban como una subcontrata de NTT DoCoMo. Esto les permitió, eso sí, ver que había mercado y que las oportunidades de triunfar en las redes eran elevadas.

Las opiniones acerca de la decisión de Rakuten son variadas. Hay especialistas que creen que la compañía ha tomado la decisión correcta, pero que ha tardado demasiado en hacerlo. Otros opinan que la empresa se está alejando demasiado del modelo de negocio secundario por el que están optando la mayor parte de entidades relacionadas con Internet en Estados Unidos, donde la tendencia es trabajar en la adquisición de empresas productoras de contenido. Pero para Rakuten ahora mismo la necesidad que tienen es la de aprovechar los ingresos que se producen en el mercado móvil, dado que si hablamos de la economía japonesa es uno de los principales frentes en los que pueden revalorizar su negocio. Hay que entender, por otro lado, que el consumo de contenido online entre los japoneses está muy alejado de las prácticas occidentales.

llamando con el móvil

A las empresas japonesas no les preocupa ahora mismo adquirir tanta producción de contenido debido a que en Japón este tipo de elemento se consume de una manera distinta a la del resto del mundo. En Japón ni siquiera se ha dado el salto a una producción de páginas web avanzada como en los demás países, sino que de forma muy habitual todavía se sigue trabajando en contenidos html de formato muy clásico donde impera el texto por encima de la imagen. Son factores que hacen que no tenga tanto sentido replicar la estrategia de las compañías de Internet norteamericanas, por lo que Rakuten ha buscado la forma de asentarse con más éxito en su país. Esto mismo nos deja claro que es poco probable que Rakuten llegue a extender su servicio de operadora móvil en otros países, dado que ahí sí se encontraría con fuertes obstáculos para garantizar su éxito y crecimiento.

Por este mismo factor es poco probable que empresas similares a Rakuten que actúan en Occidente, como es el caso de Amazon, lleguen a emular su decisión. Además, no se puede negar que en nuestro mercado hemos llegado a una saturación en cuanto a la cantidad de operadoras que actúan y las pocas diferencias que se encuentran entre ellas a la hora de la verdad. Más allá de esto, esperamos que Rakuten tenga un gran éxito en su nueva iniciativa.

Vía: CNN

Foto: StockSnaprawpixelrawpixel

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...