¿Qué información puede pedir la empresa en una entrevista de trabajo?

Esto es lo que sí pueden preguntarte cuando acudes a una entrevista de trabajo

¿Qué información puede pedir la empresa en una entrevista de trabajo?

Son muchas las preguntas que las empresas pueden hacer a los candidatos durante una entrevista de trabajo: ¿fuma? ¿quiere tener hijos? ¿está casado? Aunque suenen habituales, lo cierto es que hay determinados casos en los que la organización traspasa la frontera de la vida personal de los aspirantes. De ser así, puede estar invadiendo de forma involuntaria su honor o su intimidad, lo que está penado por ley. Es más, en los casos más graves, si el asunto llega a los tribunales, la empresa puede verse obligada al pago de entre 6.251 y 187.515 euros.

Esto es lo que no pueden preguntar en una entrevista de trabajo

Ahora bien, no es nada sencillo conocer cuál es el límite entre una cuestión legítima y normal, y otra que resulta abusiva. Según la legislación vigente, se considera infracción de carácter grave la solicitud de cualquier dato de carácter personal durante el proceso de selección, así como establecer determinadas condiciones para acceder al empleo que constituyan una discriminación.

La empresa no puede solicitar ninguna información que suponga un trato desigual por alguno de los siguientes motivos: origen étnico o racial, sexo, lengua, edad, discapacidad, estado civil u orientación sexual. Tampoco por causas políticas, religiosas o de afiliación sindical.

Un ejemplo representativo de este tema es la resolución del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Canarias en 2014. El Tribunal condenó a AENA a la indemnización con 3.000 euros a una candidata a la que en la entrevista de trabajo le preguntaron por sus circunstancias personales y familiares. El fallo señaló que fue una conducta discriminatoria por parte de la organización.

Para Pere Vidal, letrado de Augusta Abogados y profesor de la Universidad Abierta de Cataluña, explica que las preguntas personales únicamente se pueden hacer cuando tengan alguna relación con la prevención de riesgos laborales o la salud en función del puesto de trabajo del que se trata. Así, en el caso concreto de una radióloga que desea optar a este empleo, sí se le puede preguntar si está embarazada ya que podría afectar al bebé. 

El abogado explica que tampoco es pertinente explicar si un candidato es o no fumador porque es una cuestión que invade su intimidad. Siempre y cuando este hábito no afecte de forma alguna al desempeño de sus tareas, la compañía no tiene por qué saberlo.

Ahora, a la hora de acudir a una entrevista de trabajo, ya sabes qué pueden preguntarte, y qué no.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...