Pulseras deportivas: ¿innovación, moda o burbuja?

FitBit acumula una facturación de 732 millones de dólares en 2015 pero no alcanza las cifras de Apple o Samsung que apuestan por propuestas integradas.

pulsera

En los últimos años, la innovación tecnológica no ha dejado de acortar plazos y distancias y los nuevos artículos del sector se presentan cada vez de manera rápida, al tiempo que las segundas y terceras versiones de los mismos también salen al mercado con gran celeridad. Por consiguiente, resulta inevitable que determinados productos no consigan los datos de ventas esperados y sean desechados o que, logrando buenas cifras en un primer momento, sean después olvidados por los consumidores. Las pulseras deportivas parecen nadar entre estas dos aguas.

Las pulseras deportivas o digitales miden la actividad física y permiten a los usuarios planificar sus ejercicios así como comprobar la evolución de parámetros como las pulsaciones, la respiración o la energía consumida. Todo ello ocupando el mínimo espacio posible y contando con un soporte tan práctico como el de una pulsera ligera. Semejante fórmula ha sido adoptada por algunas empresas que han protagonizado rallies considerables en bolsa, caso de Garmin o Jawbone, si bien la compañía de cabecera del sector es FitBit, que cotiza en Wall Street.

En lo que llevamos de año, esta firma acumula una facturación de 732 millones de dólares, al tiempo que el año pasado vendió 600.000 unidades de sus pulseras deportivas (Force y Charge), quedando bastante por encima de Garmin (400.000 ventas) y Jawbone (450.000). Con todo, las cifras de FitBit no destacan tanto cuando se comparan con las de las grandes compañías genéricas que también han hecho su incursión en este mercado. Concretamente, Microsoft y Samsung están realizando una fuerte competencia a las marcas específicas.

La firma surcoreana cerró 2014 con 1,2 millones de unidades vendidas de su Gear Line, duplicando los datos de FitBit a pesar de la euforia bursátil que rodea a esta empresa. Más notables fueron los resultados de Apple con un artículo que incluye entre sus funciones buena parte de las de las pulseras digitales, el iWatch, que comercializó 2,8 millones de unidades en 2014. Por consiguiente, el mercado recibe mejor los artículos más completos, lo cual amenaza el estatus de FitBit.

Vía: elEconomista.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...