Panamá y el consorcio de empresas liderado por Sacyr cierran un acuerdo que permitirá completar los trabajos antes de 2016

Sacyr alcanza un acuerdo para completar los trabajos del Canal de Panamá. El consorcio empresarial, liderado por la enseña española, se compromete a concluir las obras antes de la llegada de 2016.

sacyr

Los sobresaltos que han rodeado a las obras de ampliación del Canal de Panamá parecen llegar a su fin. Las negociaciones comienzan a dejar atrás el terreno pantanoso en el que se han movido durante los últimos meses dando lugar a un acuerdo en firme, que permitirá que los trabajos gestionados por el consorcio de empresas, en el que se integra la española Sacyr, finalicen antes de 2016.

Las Autoridades del Canal de Panamá (ACP) y los directivos del conglomerado empresarial encargado de la ejecución del proyecto han alcanzado ya una tregua, que quedará ratificada en los próximos días y que sitúa en un total de 2.300 millones de euros el valor de esta contratación.

La ejecución de esta infraestructura se integra bajo el paraguas del denominado Grupo Unidos por el Canal (GUPC), en el que la mercantil española Sacyr ejerce como máxima representante, junto a la compañía de bandera italiana Impregilo, que tiene en su poder el 48% del accionariado. Este entramado de empresas reúne, además a la firma procedente de Panamá CUSA y a la belga Jan de Nul, ambas con una participación limitada.

El proyecto comprende la ejecución de las nuevas esclusas que darán forma al Canal de Panamá y que permitirán duplicar la circulación marítima actual en esta importante artería para el tránsito transoceánico. Unas obras complejas en las que los sobrecostes han marcado su desarrollo viéndose paralizadas a principios de año, cuando Sacyr adoptó esta medida ante la imposibilidad de sacar adelante los trabajos, de acuerdo a las cuantías presupuestadas en un primer momento.

Las tensiones vividas han provocado encontronazos internacionales, además de una serie de caídas acentuadas en bolsa, que en algunos momentos anotaron descalabros en las acciones del consorcio de hasta un 18%.

Con este capítulo aparentemente superado, ambas partes han mostrado sus mejores gestos tras el cierre de las negociaciones, insistiendo en el «respeto» a los compromisos adquiridos, tanto en lo referente a los términos económicos como en la parcela de los tiempos de duración de los trabajos.

vía: Cinco Días

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...