Panamá se niega a cumplir su contrato con Sacyr

La constructora española se escuda en el contrato para exigir el pago de los sobrecostes generados tras cuatro años de obras.

sacyr

El Canal de Panamá pasa por ser una de las infraestructuras más importantes jamás construidas. Su apertura permitió el acceso al Pacífico desde el Atlántico a través de América Central, un verdadero hito para la navegación y el comercio. En 2009, las autoridades panameñas planearon una ampliación del canal para dar respuesta a las nuevas exigencias. Aquel jugoso contrato recayó en una empresa española, Sacyr Vallehermoso, que ahora parece dispuesta a romper el acuerdo debido a la negativa panameña a abonar los sobrecostes.

De acuerdo con el contrato en vigor, queda completamente reconocida la posibilidad de que tan monumental obra incurra en sobrecostes, por lo que la constructora se acoge a esta opción para reclamar más dinero a Panamá. De hecho, la minuciosidad del contrato es tal que incluso se recogen uno por uno todos los supuestos en los que la cuantía de las obras podría incrementarse sin responsabilidad directa por parte de la empresa española. Para ser exactos, posibles errores del empleador, cambios legislativos, encarecimiento de materiales y demás condiciones imprevisibles quedaban contempladas en el texto.

Claro que una cosa es lo que se escribe y otra lo que se cumple. La Administración del Canal de Panamá, a través de su máximo responsable, Jorge Quijano, ha exigido a Sacyr el cumplimiento del contrato, que ciertamente obliga a la constructora a seguir con las obras. En cualquier caso, si la violación del acuerdo se produce por ambas partes, las posibles demandas judiciales pueden arrojar resultados de lo más imprevisibles. El daño de imagen para Sacyr resulta pues innegable.

La empresa española se llevó el acuerdo en 2009 gracias a un proyecto que, entre otras especificaciones, suponía un ahorro de más de dos mil millones de dólares respecto al presupuesto inicial de Panamá. Una diferencia abismal que se acabaría ajustando tras la adjudicación del contrato pero que seguía sin afectar al pago de los posibles sobrecostes, tal y como recoge el texto. Panamá ha pedido responsabilidades a España y la Ministra de Fomento, Ana Pastor, ya se ha desplazado al país americano.

Vía: Libre Mercado

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...