Panamá busca sustituto a Sacyr

La Autoridad del Canal de Panamá ha comenzado a negociar con otras empresas para desplazar a Sacyr tras interrumpirse las obras de manera indefinida.

sacyr

Tras varias semanas de negociaciones en las que por momentos parecía cercano el acuerdo, la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) parece decidida a sustituir al consorcio constructor de las obras liderado por la española Sacyr Vallehermoso. En este sentido, la empresa que estaría negociando con los panameños sería la estadounidense CH2MHill, desconocida para el gran público pero con bastante prestigio en el sector de la ingeniería. De este modo, la ACP cuenta ya con un argumento de peso para presionar al consorcio.

El tira y afloja a cuenta de la continuación de las obras comenzó con la presentación de las ofertas iniciales el pasado 7 de enero. A pesar de ponerse de acuerdo en cuanto a los anticipos que debían ponerse sobre la mesa (100 millones de dólares cada una de las partes), la cuestión de la devolución de estas cantidades y la aportación extraordinaria de la ACP para financiar los sobrecostes evitó el quorum. A partir de ese momento, las amenazas recíprocas han sido la nota predominante del contencioso, que se ha presentado como un auténtico pulso.

La mediación de la Ministra de Fomento española, Ana Pastor, contribuyó notablemente a aminorar el enfado de las autoridades panameñas y a propiciar el diálogo. No obstante, las diferentes visiones que cada uno de los afectados realiza del conflicto complican extraordinariamente un acuerdo de mínimos para finalizar las obras. Por ello, la ACP se ha puesto en contacto con CH2MHill para que se haga cargo del suministro de servicios, logística, transporte de materiales y mantenimiento de la maquinaria.

Lógicamente, la voluntad de Panamá es reanudar las obras con la mayor celeridad posible, para lo cual estaría dispuesta a mantener a los subcontratistas actuales. Y es que, la Autoridad del Canal se comprometió con los trabajadores a garantizar su puesto de trabajo hasta que se completaran las obras, por lo que se haría cargo de todos estos empleos (unos 10.000) si se disuelve el consorcio. Por lo que concierne a Sacyr, la empresa española se encuentra en una situación de especial debilidad para presionar.

Vía: elEconomista.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...