Obsso eleva el consumo colaborativo a su máxima expresión

La plataforma Obsso ofrece a sus usuarios la posibilidad de intercambiar artículos que ya no utilizan en lugar de pedir una compensación económica acorde a su valor.

obsso

En Empresayeconomía nos tomamos muy en serio el concepto de consumo colaborativo por cuanto consideramos que se trata de una evolución natural dentro del mercado de intercambio de bienes que no está haciendo sino dar sus primeros pasos. De ahí que nos haya suscitado tanto interés el proyecto de Obsso, una aplicación que, en apariencia, parece ser una alternativa más a las grandes plataformas de artículos de segunda mano. Sin embargo, examinando sus características nos sorprendemos con el modelo de negocio que abraza: adquirir bienes sin pagar.

Hasta la fecha, estábamos acostumbrados a descubrir nuevas modalidad de consumo que pasan por reutilizar los artículos de otra persona que todavía pueden cubrir una necesidad. Se trata por tanto de referencias que presentan unos precios bastante atractivos y que posibilitan la interacción entre vendedor y comprador. Obsso sin embargo aboga por suprimir el dinero, volviendo así a la economía del trueque. Ante esta situación, resulta inevitable preguntarse si la tendencia ineludible del consumo colaborativo es llegar a una situación en la que todos los bienes se consigan mediante intercambios no monetarios.

Lógicamente, lo novedoso de Obsso no es el modelo de negocio escogido, que, como hemos señalado, es más antiguo que el propio capitalismo, sino el viraje tecnológico que conlleva. Hasta la fecha, el intercambio de artículos se llevaba a cabo de manera muy preferente entre personas que ya se conocían con anterioridad a la operación o, en su defecto, en ferias y eventos físicos específicos. El salto al entorno digital permite que personas de todo el mundo intercambien sus bienes sin llegar a entablar contacto físico.

En cualquier caso, Obsso incluye la posibilidad de decidir si se quiere vender el artículo en lugar de intercambiarlo. En este sentido, algunos anuncios suelen presentar el siguiente formato: “cambio X por Y o vendo por Z”. Sea como sea, la plataforma cuenta ya con más de 10.000 usuarios registrados y con referencias de lo más variadas. Todo ello fruto de la chistera del emprendedor español Víctor González, que se encarga también de la edición del blog.

Vía: Loogic

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...