Netflix se mantiene por el éxito de sus grandes producciones propias

Netflix consigue prepararse para las guerras del streaming con unas cifras de registro de usuarios muy elevadas.

Netflix se mantiene por el éxito de sus grandes producciones propias

Las previsiones de Netflix para el último ejercicio analizado eran optimistas, pero al final las cifras reales que se han alcanzado han sido incluso mejores que estas previsiones. Así que la catástrofe por la cual Netflix está preocupada (aunque se esté evitando dar esa imagen) se ha aplazado, al menos de momento. La responsabilidad de este buen estado de forma lo tienen algunas de las producciones propias de la compañía, sobre las que se asienta el rendimiento principal del servicio.

Si tenemos que dar un nombre no hay ninguna duda de que se trata de Stranger Things, serie que en su tercera temporada ha impulsado las cifras de suscripción de Netflix para que la empresa siga mejorando. La cantidad de suscriptores que se ha alcanzado ha sido de 158,33 millones y hay que decir que en las primeras cuatro semanas del estreno de la tercera temporada de Stranger Things, esta ronda de episodios fue visualizada por 64 millones de cuentas.

Por eso, por Stranger Things, la situación de Netflix es buena antes de que empiecen las guerras del streaming, que van a dar lugar en el momento en el que explote la dinamita con el lanzamiento del servicio de streaming de Disney y con la aparición de nuevos contendientes como HBO Max.

Uno de los ataques que va a sufrir Netflix con más contundencia en el momento en el que despunten las guerras del streaming va a ser la pérdida de muchos de sus contenidos de catálogo. Resulta lógico. Hasta ahora había productoras y entidades que licenciaban sus contenidos a Netflix para sacarse un dinero a cambio de ello, dado que no perdían nada al hacerlo. Pero ahora esas empresas han firmado mejores contratos con otros de los proveedores de streaming o directamente son compañías que van a hacer su debut en el mercado. Esto lleva a que Netflix pierda muchos de sus contenidos y contratos. Ha perdido, por ejemplo, los derechos que tenía sobre personajes de Marvel, así que todas esas series que se estrenaban de forma habitual con superhéroes van a desaparecer.

También pierde comedias como The Big Bang Theory o Friends, siendo esta una de sus grandes bazas desde que la plataforma debutara. El año pasado incluso se hizo una renovación temporal de contrato para mantener Friends doce meses más a la vista de que muchos suscriptores solo usan la plataforma para ver una y otra vez las aventuras de Rachel, Ross y compañía. Ahora mismo Netflix sobrevive y avanza. Lo hace gracias a Stranger Things, pero también a través de otras series que están teniendo un éxito masivo, como la española La casa de papel. Habrá que ver qué pasa en el futuro.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...