Netflix opta por la subida de precios en Japón

Netflix ha anunciado que la tarifa de su suscripción en Japón aumentará de precio en las próximas semanas como forma de seguir manteniendo la calidad de sus contenidos.

El aumento de precios que Netflix ha realizado con anterioridad en otros países también se va a ver reflejado en las tarifas que el servicio tiene en el país del sol naciente. Eso sí, de momento este aumento, ya confirmado por parte de Netflix Japón, solo se aplicará a la cuenta básica, por lo que los usuarios que tengan contratado el plan Pro o Premium no tendrán, de momento, que hacer un pago superior.

La compañía se encuentra pasando por un buen momento en el mundo entero, pero en Japón la situación es incluso más positiva que en otros mercados. El valor de las acciones de Netflix ha aumentado recientemente y la entidad se ha encontrado con que, aunque sus competidores están pegando fuerte, ellos son quienes mantienen la mayor cuota de mercado del streaming.

Además, también están viendo que, poco a poco, los ciudadanos japoneses aprecian las ventajas que tienen los servicios de streaming, un tipo de tecnología que, hasta hace poco tiempo, no había llegado a tener gran repercusión en Japón.

Tenemos que pensar que Japón es un país en el cual todavía existen videoclubs en todas las ciudades e incluso hay cadenas de ellos (empresas que se parecen a como era Blockbuster en el pasado) que gozan de gran popularidad. Los ciudadanos japoneses siguen alquilando películas de manera habitual, tanto en DVD como en Blu-ray e incluso en algunos casos todavía en VHS, un formato que sigue teniendo aceptación, sobre todo, entre los japoneses de una edad más avanzada.

El cine no tiene una cuota de pantalla tan elevada como en otros países, por lo que hasta ahora el consumo de películas en alquiler era muy habitual. Poco a poco, Netflix está cambiando esta realidad para acostumbrar al público japonés a un modelo de consumo de cine y series muy distinto. Hasta ahora los japoneses habían tenido el gusto de elegir qué querían ver en todo momento entre una oferta casi interminable (los videoclubs son realmente extensos en cuanto a volumen de catálogo), pero con Netflix y similares plataformas, se ven obligados a elegir entre un catálogo mucho más reducido.

Esto es algo a lo que el público japonés se está acostumbrando poco a poco. Que Netflix tenga una buena aceptación en Japón se debe, principalmente, a dos factores. El primero de ellos se trata de la gran cantidad de anime disponible. La empresa ha firmado acuerdos de emisión con productoras y cadenas de televisión privadas para conseguir que una gran parte de los nuevos estrenos de anime de cada temporada estén disponibles en Netflix. El segundo de los factores es la presencia de producciones de origen surcoreano, que gozan de una gran popularidad en Japón, incluso superando en éxito a las series y películas que se graban en Japón.

Estos contenidos, principalmente las series de anime, lideran a diario el top 10 de las visualizaciones de mayor éxito en Japón. Por ello, Netflix Japón ha dicho que el aumento de precio en la tarifa básica, que pasa de 880 yens a 990, resultando en un incremento del 13%, se aprovechará para poder seguir garantizando la presencia de este contenido de calidad en la plataforma. Así mismo, los usuarios, en el momento de conectarse al servicio, se han encontrado hoy con un mensaje en el que se les prometía que, con el aumento, pronto habrá nuevos contenidos de los que disfrutar.

En base, se trata de la maniobra habitual que Netflix ha realizado en otros países y que ayuda a que el coste en Japón se vaya colocando más en la línea de lo que cuesta en otros países. Con el coste actual, que ya incluye los impuestos, no se puede decir que el servicio sea precisamente caro, sino que está dentro de lo razonable a la vista del servicio que se proporciona.

Netflix está teniendo la suerte de que Disney+, su máximo competidor en otros mercados, ha llegado a Japón mediante una colaboración con una operadora de telefonía como Movistar, lo que está impidiendo que alcance su máximo potencial. Los procesos de contratación de Disney Plus en Japón son correosos y nada flexibles, lo que ha generado frustración entre muchos usuarios a los que no gusta nada la complejidad con la que se plantea el servicio.

Disney Plus tampoco ha tenido un buen recibimiento en Japón entre la comunidad de residentes extranjeros, ya que por la forma en la que se ha lanzado el servicio, no es posible hacer la contratación mediante el uso de tarjetas de crédito que hayan sido emitidas fuera de Japón. Para mayor complicación, Disney+ no tiene disponibles tarjetas de suscripción en las tiendas de conveniencia ni en ningún lugar, por lo que, como indicamos, el proceso de contratación resulta cuanto menos complicado.

Netflix ha visto una gran oportunidad para seguir despuntando y está aprovechando sus cartas de una manera inteligente. Cada mes hay nuevos contenidos, muchos de ellos pensados de forma clara teniendo en cuenta el interés del público japonés, aunque nos da la sensación de que están concentrándose demasiado en el anime por mucho que eso sea lo que su audiencia más global esté buscando.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...