¿Necesita España más grandes empresas?

‘The Economist’ recomienda la creación de más grandes empresas en España debido a su mayor capacidad de creación de empleo e innovación.

empresa

Las grandes empresas despiertan sentimientos enconados entre quienes son ajenos a ellas. Por un lado, amplios colectivos sostienen que su funcionamiento es poco menos que malvado, que su afán de lucro les lleva a someter a sus empleados a duras condiciones laborales y que además carecen de vinculación alguna con los países donde se asientan. En el otro extremo se sitúan quienes defienden que son las grandes empleadoras en cualquier sociedad, que sus elevados impuestos sostienen gran parte del gasto público y que destinan amplios recursos a innovar.

The Economist no tiene ninguna duda al respecto: España necesita muchas más empresas de gran tamaño. En primer lugar, el medio británico señala que nuestro país cuenta con varias compañías conocidas en todo el mundo y que la imagen de estas es consistentemente positiva. Tal sería el caso del Banco Santander o del Grupo Inditex, además de Repsol o del BBVA. Es por ello que los consumidores de todo el mundo no tienen ningún tipo de prejuicio respecto a las firmas españolas, algo que juega a su favor.

Como comentábamos, la capacidad para generar puestos de trabajo es quizá la mayor contribución de las grandes empresas a la sociedad. Frente a países como Alemania, en el que el 3,1% de las empresas cuenta con más de cincuenta trabajadores, en España únicamente rebasan esta cifra el 0,8% de las compañías. La mayor capacidad de estas firmas para adaptarse a los vaivenes de la economía les permite también reducir la destrucción de empleo en tiempos de crisis en mayor medida que las empresas pequeñas.

Por último, debido a sus altos ingresos estas compañías están preparadas para destinar grandes cantidades a la investigación y a la innovación en sus diferentes campos. Esto no tarda en traducirse en un beneficio para todos cuando los avances reducen los costes de fabricación de un producto o mejoran sus prestaciones, algo que acaba siendo copiado por todo el sector. Eso sí, The Economist duda que España aliente la constitución de empresas de este tipo.

Vía: Libre Mercado

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...