Los españoles no quieren pagar por ver la TV

Los datos de 2013 confirman que la televisión de pago sigue perdiendo adeptos en España, englobando a apenas el 22% del total de telespectadores.

tv

El término «gratis» goza en España de una penetración bastante inédita en los países de nuestro entorno. Generalmente, la mayoría de servicios por los que los españoles no están dispuestos a pagar (o al menos no lo hacen de buen grado) tienen que ver con el sector público, caso de la Sanidad o la Educación. No obstante, tampoco en el entretenimiento se registra una mayor predisposición hispana a aflojar el billetero, ya que casi el 80% de los españoles solo visualizan cadenas de televisión gratuitas.

Aunque nunca se han movido en niveles relativamente elevados, las cifras de abonados a las cadenas televisivas de pago sufrieron una nueva caída en 2013. Concretamente, el número total de usuarios de las plataformas de pago descendió en un 7,42%, situando el porcentaje total de abonados sobre el total de telespectadores en el 22%. Los datos son ciertamente inquietantes para el sector, pues la media de usuarios de televisiones de pago en el resto de Europa alcanza el 55%. Es por ello que los grandes grupos mediáticos preparan una agresiva campaña.

De entrada, Telefónica, que ya posee un formato de pago propio (Imagenio) se hizo durante la semana pasada con el 56% del accionariado de Canal+, medio en el que ya tenía una importante participación. El motivo es claro, Telefónica entiende que la concentración empresarial es la mejor forma de ampliar su cuota en un mercado muy reducido. Además, el grupo presidido por César Alierta planea aumentar el volumen de contenidos con una audiencia potencial muy alta. En este cupo se incluyen, amén del fútbol, otras competiciones deportivas como el Mundial de MotoGP.

Con todo, una de las principales causas del poco arraigo de la televisión de pago es la gran calidad que ofrecen las cadenas privadas que emiten en abierto. En este sentido, grupos como Atresmedia o Mediaset (que ya han acometido sendas concentraciones empresariales) cuentan con alternativas para casi cualquier espectador, algo que compensa el elevado espacio destinado a la publicidad. Por otro lado, TVE también es un obstáculo al no emitir cortes publicitarios.

Vía: elEconomista

Foto: flash.pro

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...