Las empresas chinas entran por primera vez en la F1 de la mano de Ferrari

La primera empresa china en introducirse en el patrocinio de esta competición automovilística ha elegido a la escudería italiana para lucir su marca.

Ferrari F1

China sigue pisando el acelerador de la internacionalización dando el salto al escaparate de las competiciones de Fórmula 1. El gigante asiático, de la mano de la empresa estatal de fabricación de motores y piezas automovilísticas Weichai Dongli, ha apostado todo al rojo de la escudería Ferrari en su primera incursión como patrocinador en esta competición deportiva de máxima cobertura mediática.

Con esta operación, China y sus empresas siguen exhibiendo su potencial y su espíritu competitivo. Algo que va más allá del terreno deportivo reivindicando su peso en sectores como el de la automoción, al estampar su sello en el equipo integrado por los pilotos Fernando Alonso y Felipe Massa, en una alianza estratégica que se mantendrá hasta el próximo 2016. La apuesta de colaboración ofrece así unos beneficios recíprocos para ambas partes y responde, en gran medida, al interés manifiesto que la enseña Ferrari lleva demostrando por el país asiático, destino que figura en su lista de mercados altamente atractivos y potencialmente rentables.

Los intercambios de información tanto a nivel empresarial como de fabricación han estado presentes entre los argumentos que tanto el vicepresidente ejecutivo de Ferrari, Piero Ferrari, como Song Xiaogang, vicepresidente de la Federación Industrial de Fabricantes de Maquinaria de China, han puesto sobre la mesa en la presentación de esta andadura conjunta, hace unos días en Shanghái.

El campo de la automoción y las relaciones con China ocupan también posiciones en la agenda de otros gobiernos como el español que desde hace años han trabajado en la consolidación de las relaciones entre ambos países.

Con estos y otros argumentos, China aparece en las quinielas económicas de países y organizaciones por su proyección de futuro. Hace apenas un mes, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ensalzaba las condiciones del país para poder alzarse en el horizonte de 2016 como la primera economía del mundo. Un paso de gigante que, según los principales analistas, debe ir acompañado de cambios de calado en su forma de gestión para lograr contener su inflación, seguir potenciando el consumo y restar peso al control empresarial estatal para dinamizar los mercados y ganar en competitividad.

Funte: El País

Foto / Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...