Las claves del éxito de Valor

A pesar de las circunstancias adversas, la compañía chocolatera Valor se mantiene como uno de los grandes referentes del sector con capital exclusivamente español.

valor

La entrada de capital chino en Campofrío ha puesto de manifiesto la difícil dicotomía que se les plantea a muchas empresas españolas. Frente al interés de mantener el control del negocio por parte de propietarios españoles se acaba imponiendo la necesidad de conseguir mayores inversiones, lo que acaba motivando la llegada de capitales foráneos. Con todo, todavía es posible encontrar empresas exitosas que se resisten a formar parte de una multinacional extranjera. Chocolates Valor es un buen ejemplo de ello.

Fundada en 1881 en la localidad alicantina de Villajoyosa, la compañía chocolatera ha llegado a la actualidad como una de las últimas grandes firmas españolas del sector que compite de tú a tú con la competencia exterior (Nestlé, Lindt…). Según su presidente, Pedro López López (tataranieto de los fundadores), la presión de las grandes empresas extranjeras ha servido de acicate para mantenerse siempre en vanguardia. En este sentido, López López reconoce que, a pesar de disponer de productos de primera calidad, Valor difícilmente mantendría su actual estatus si no apostara decididamente por la renovación y la innovación.

De este modo, la gama de chocolates de la empresa valenciana incluye desde bombones hasta productos sin azúcar, una oferta muy amplia que permite abarcar un mercado considerable. En cualquier caso, qué duda cabe de la importancia de mantener una buena imagen de marca. El propio presidente afirma que, a pesar de que los ingresos derivados de las campañas publicitarias apenas suponen el 3% de la facturación anual, los beneficios que esta difusión genera en el grado de conocimiento de los consumidores es lo que cimenta su prestigio.

Lógicamente, el hecho de que el chocolate sea un artículo de consumo secundario (un capricho, por así decirlo) alienta también la inversión sistemática en publicidad. Los consumidores son ahora más selectivos que nunca y hay que captar su interés con productos novedosos pero que conserven la esencia de la firma. Por otro lado, Chocolates Valor trata de jugar en sus spots televisivos con sensaciones como placer o exclusividad en aras de mantener la atención de los telespectadores.

Vía: Emprendedores.es.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...