La multinacional del sector alimenticio Mondelez decide cerrar su sede de Barcelona y concentrar en Madrid sus oficinas

El gigante de la industria alimentaria Mondelez da la sorpresa al decidir concentrar en Madrid sus oficinas. La enseña cerrará su sede de Barcelona y comienza una etapa de negociaciones con los 167 empleados que operan en la Ciudad Condal

mondelez

El grupo de alimentación Mondelez pone fin a su etapa en Barcelona para poner rumbo a la capital de España. La directiva de la empresa insiste en que se trata de una decisión de tipo interno para ganar operatividad a través de la concentración en un solo punto, en este caso Madrid, de sus oficinas. La decisión ha caído como un jarro de agua fría tanto a las autoridades catalanas como a los 167 empleados que prestaban sus servicios en la Ciudad Condal.

El proceso de traslado está previsto que concluya con la llegada del verano de 2015. Con el propósito de buscar acuerdos con los trabajadores, la empresa ya ha anunciado que mantendrá en breve diferentes contactos y negociaciones con los representantes de la plantilla en Barcelona para intentar pactar medidas, que sean lo menos perjudiciales para los empleados de la firma.

Entre las soluciones, la mercantil plantea una serie de traslados incentivados a la sede central de Madrid, donde en la actualidad operan 231 trabajadores. En esta etapa de diálogo se pondrá también sobre la mesa la posibilidad de que los integrantes de la plantilla catalana de Mondelez se integren en la nueva empresa que el grupo está perfilando, especializada en café y que estará localizada en Barcelona.

Esta multinacional, conocida anteriormente como Kraft Foods, es propietaria de marcas de primer orden como es el caso de Oreo, Tassimo, los chocolates Milka o los famosos caramelos Halls. Un gigante internacional que tras conocerse este plan estratégico ha querido dejar claro que no existen motivos económicos negativos detrás de esta decisión. Nada más allá, han explicado, de una hoja de ruta cuidada al detalle para que la empresa sea de cara al medio y largo plazo mucho más competitiva.

El hecho de decantarse por el cierre de las oficinas catalanas se ha basado en una cuestión de costes, además de diferentes criterios relacionados con el personal que han inclinado la balanza hacia el escenario que presentaba menores quebraderos de cabeza para el global de la plantilla que en la actualidad trabaja para la firma en España.

vía: Cinco Días

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...