La crisis mete en cintura las televisiones autonómicas

Un estudio encargado por Forta muestra una reducción del 35,2% en el presupuesto de las corporaciones radiotelevisivas autonómicas desde 2011.

tv

El modelo español de radiotelevisiones públicas genera debate simplemente al mencionarse de manera casual. Nunca faltan los acérrimos detractores de un sistema al que tildan de costoso y de servir simplemente como altavoz de los poderes políticos ni los que lo consideran un servicio público irremplazable. En lo que pocos podrán discrepar es en que los entes autonómicos han incurrido, salvo contadísimas excepciones, en graves excesos financieros (el caso de la valenciana RTVV es especialmente ilustrativo). Con todo, la crisis ha conseguido reducir notablemente los desajustes.

La misma semana en la que el TSJCV ha confirmado la legalidad de la decisión del Gobierno valenciano, entonces encabezado por Alberto Fabra (PP), de cerrar RTVV en 2013, se ha publicado un informe que constata ajustes en las corporaciones televisivas públicas. Con el título de Situación actual y tendencias de la radiotelevisión pública en Europa, el estudio muestra cómo los presupuestos de estos entes se han recortado un 35,2% desde 2011. Conviene matizar que el impulsor del informe es Forta (Federación de Organismos o Entidades de Radio y Televisión Autonómicos).

En consecuencia, el informe pone el acento en que los recortes se han extralimitado y que los ciudadanos están recibiendo un servicio de mucha menor calidad de la que merecen. Para defender esta tesis, el estudio destaca que el coste por habitante de las televisiones públicas autonómicas es considerablemente menor que el de otros países europeos. Así, la media de la UE se cifra en 66,9 €/habitante mientras que en el caso español a cifra cae a 38,9 €/habitante (dados de 2014).

Y si nos fijamos exclusivamente en el coste de otros medios regionales, como las televisiones públicas de los Estados federados alemanes, las diferencias son todavía mayores. Los canales germanos costaron 85 €/habitante frente a los 28,5 €/habitante de los medios autonómicos españoles. En definitiva, el estudio se preocupa por recordar que la crisis ha reducido notablemente los fondos disponibles para las televisiones públicas pero se olvida de variables como la calidad, el rigor o la imparcialidad.

Vía: El Mundo.

Foto: © RasulovS

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...