La censura a la que se está sometiendo Disney Plus

Disney Plus ha iniciado su andadura cometiendo decisiones censoras que no han convencido a los seguidores.

La censura a la que se está sometiendo Disney Plus

Recientemente se ha puesto a disposición de los usuarios de medio mundo el servicio Disney Plus, una plataforma como Netflix que se caracteriza por reunir el contenido de Disney, una de las compañías del sector del entretenimiento más poderosas. Una de las bases sobre las que se asienta Disney Plus es en la presencia no solo del contenido correspondiente a la propia Disney, sino también en la de muchos de los contenidos que la factoría ha conseguido después de la adquisición de Fox, una de sus grandes rivales.

Esto es lo que ha permitido, por ejemplo, que Disney Plus nazca con todas las temporadas de Los Simpson entre su repertorio. Porque Disney será poderosa en el mundo del cine, pero hay que reconocer que en cuanto a producciones animadas no hay nadie que haya conseguido a nivel global un éxito superior al de la familia creada por Matt Groening. Disney trata de capturar la atención del público con las series de Patoaventuras y compañía, o con las ficciones de Hannah Montana o High School Musical, pero todo ello está claramente enfocado a sectores muy determinados, como niños muy jóvenes o adolescentes. En cuanto a Los Simpson, su rango de audiencia objetivo es multigeneracional y todo el mundo se puede divertir por igual con la serie.

El problema es que un servicio como Disney Plus está supeditado a las tradiciones y prácticas empresariales de su propietaria. Y sabemos, porque es algo que siempre ha ocurrido, que Disney es muy protectora con el contenido que presenta a sus espectadores. Sobre todo en la actualidad.

Disney piensa de una manera absoluta que sus producciones están dirigidas a los más pequeños de la casa casi en exclusiva. Así es como ha enfocado la última trilogía de Star Wars, pensando en que quienes la van a disfrutar son los niños por mucho que la empresa tenga que ser consciente, de manera inevitable, de que tiene miles de fans adultos y que estos suponen un gran porcentaje de los espectadores. Pero Disney se pone en el perfil de empresa que genera contenido para los niños y toma decisiones en base a ello, le guste o no a las demás personas.

Para proteger a los niños una de las cosas que no dudan en hacer es censurar. Ya lo han hecho antes, pero con el lanzamiento de Disney Plus no han tenido ningún tipo de problema de extender estas prácticas a su plataforma de contenidos digitales. Y en pocos días no han tardado en llegar a la red las demostraciones de estas acciones de censura por parte de la empresa.

Los Simpson

El caso de Los Simpson fue el primero en dar la vuelta al mundo y en generar críticas. La compañía decidió retirar el episodio «Papá, loco de atar», el primer capítulo de la tercera temporada. Es aquel mítico episodio en el cual Homer conoce a un hombre que está en un psiquiátrico creyendo que es Michael Jackson. El encuentro se salda con una canción de cumpleaños para Lisa que el público no olvidó durante años. Y en los créditos del episodio aparecía firmante un tal John Jay Smith como responsable de haber dado voz al personaje. La maniobra resultó graciosa, dado que el auténtico Michael Jackson daba voz a un personaje que se pensaba que era él, cuando no lo era, y la voz del actor en los créditos no era Michael Jackson, pero en realidad sí lo era.

Con el tiempo todos sabemos qué ha pasado con la imagen de Michael Jackson y esto ha sido algo que Disney no ha dejado pasar. Por ese motivo ha preferido eliminar el episodio de la plataforma y dejar la tercera temporada sin su primer capítulo, lo que ya de por sí parece extraño. Teniendo en cuenta las irregularidades que existen sobre el caso de Michael Jackson, muchos fans de la serie se quejan de que la decisión de Disney ha sido excesiva. No se sabe si algún día recuperarán el capítulo.

Curiosamente, en la película de Los Simpson, donde podemos ver cierta parte de Bart Simpson, no se ha realizado ninguna modificación, al menos de momento. Tampoco parece que se hayan alterado episodios o cortado ninguno más de ellos. Pero se teme que la serie podría reducir su tono crítico y adulto con el paso de las próximas temporadas ahora que Disney se encuentra al control del barco.

43896762-dff5-42ce-b40f-5a9046c3229b

1, 2, 3… Splash

El día 31 de agosto de 1984 se estrenaba en los cines españoles 1, 2, 3… Splash, una película dirigida por Ron Howard y protagonizada por Tom Hanks y Daryl Hannah (también aparecía el fallecido John Candy). Fue la película con la que Tom Hanks inició un recorrido exitoso por la gran pantalla en la que le veíamos al menos una vez al año con una buena producción. Después de este film vinieron en un espacio de diez años películas como Despedida de soltero, Esta casa es una ruina, Dos sabuesos despistados, Big, No matarás… al vecino, Socios y sabuesos, Joe contra el volcán, Algo para recordar, Philadelphia y Forrest Gump.

Pero el motivo de la censura ha estado relacionado con Daryl Hannah, su coprotagonista. La cinta presenta a la actriz como una atractiva sirena de la que el personaje de Hanks se enamora antes de descubrir su auténtica naturaleza. El momento de la censura es esa icónica secuencia en la que la actriz sale del agua justo en la base en la que se encuentra la Estatua de la Libertad. La vemos caminando de espaldas totalmente desnuda, lo que deja ante la cámara el trasero de la actriz. Y lo que ha hecho Disney, para evitar enseñar el cuerpo de la actriz en pantalla, ha sido hacer un zoom en la imagen que limita la secuencia a la cabeza de la protagonista. De esta forma se evita enseñar su trasero, que en este caso es algo con sentido, puesto que nos permite ver de primera mano que la sirena se ha transformado en humana. Pero en Disney Plus quieren asegurarse de que nadie vea el cuerpo de Daryl Hannah tal y como fue presentado en la película original.

Toy Story 2

Dudamos mucho que algún niño viera la secuencia eliminada de la manera en la que la están viendo los censores de Disney o de la que la pueden ver los adultos. Hay que tener maldad en la mente para llevar al extremo una escena que puede tener muchas lecturas. Dicen los especialistas que Disney Plus ha eliminado una de las tomas falsas que aparecen en los créditos de Toy Story 2 porque recuerda a las posibles reuniones que tenia el magnate del cine condenado Harvey Weinstein, por las que se generó el movimiento MeToo. En la escena vemos al Apestoso Pete hablando con dos de las barbies para decirles que les prometía que aparecerían en su próxima película.

Padre de Familia

La censura en este caso es absoluta: ninguna de las series creadas por Seth MacFarlane, como Padre made in USA o Padre de Familia, estarán nunca en Disney Plus. La compañía quiere mantener el servicio como una plataforma familiar y en la cual todo el contenido pueda ser disfrutado por personas de todas las edades. Mientras con Los Simpson ya están haciendo un poco la vista gorda, dado que hay algunas bromas que no encajan en lo que ellos consideran adecuado para todos los públicos, con estas otras series de animación no hay ninguna oportunidad ni salvación. Si las censuraran los episodios durarían dos o tres minutos a lo sumo, dado que son tan salvajes que resultan extremas. A la vista de la situación, lo que está haciendo Disney es introducir las series que se consideran para adultos en el servicio Hulu.

grunkle-stan-696x391

Gravity Falls

La serie fue muy popular en su momento y muchos fans esperaban verla íntegra en Disney Plus. Pero tal y como su propio creador ha manifestado, se ha editado el diseño del gorro que lleva el personaje de Grunkle Stan en los primeros episodios. En la propia serie se realizó una modificación, pero Disney ha preferido cortar por lo sano porque no pensaba que el dibujo pareciera la silueta de un pez tal y como era la intención del creador. Asemejaban el diseño más a la organización Shriners International, a la cultura árabe en general, a la bandera de Turquía o a otras referencias que no terminaban de agradar. Para curarse en salud Disney editó la imagen y coloreó todo el sombrero para dejarlo sin dibujo alguno.

Canción del sur

Decidir no introducir esta película en su servicio es algo que tiene mucha más lógica que todo lo expuesto con anterioridad. La compañía ha preferido asegurarse de que esta cinta del año 1946 nunca entra en la plataforma, dado que de forma habitual ha sido tachada de una película extremadamente racista. Hay opiniones contrariadas a raíz del objetivo real de la película y lo que trata de transmitir, así como de cuál es su significado, si hay uno más allá de la capa de racismo que presenta.

Clásicos Disney con advertencia

Ante la complicación de censurar películas de animación clásicas y que, por otro lado, se trataría de una medida muy polémica dado el respeto que se ha tenido siempre sobre los films animados de la compañía, por lo que ha optado Disney ha sido por introducir una advertencia en ciertas películas. Se menciona que los films en cuestión se produjeron en una época de distintos pensamientos, por lo que tienen «referencias culturales desfasadas». Esto es algo relacionado directamente con las dosis de racismo y estereotipos que tienen películas como Dumbo, La dama y el vagabundo, Peter Pan o El libro de la selva.

Producciones que cambian de plataforma

Aunque la intención original de Disney Plus era de servir como núcleo a todo el contenido que saliera de sus oficinas, al final han ido reculando poco a poco. Esto es lo que ha pasado con series que se ha decidido que den el salto a Hulu y que desaparezcan de Disney Plus, o que nunca lleguen al servicio. La necesidad de tomar estas medidas es muy cuestionable. Por ejemplo, se había solicitado una serie que sirviera a modo de spinoff de la película Con amor, Simon, y al final Disney decidió que su contenido no era tan apropiado como habían imaginado para su presencia en Disney Plus, por lo que se ha movido su presencia a Hulu. El motivo de ello es que el personaje es un representante de la comunidad LGBTQ+, a lo cual parece que Disney no quiere dar ningún tipo de voz.

También ha ocurrido con el revival de Lizzie McGuire y con la serie de televisión que adapta la historia de Alta fidelidad. Son ejemplos de que Disney quiere mantener su catálogo de contenidos limitado a aquellas producciones que consideran adecuadas para consumo de una manera familiar. Pero al mismo tiempo la compañía deja muy claro dónde se encuentran los límites de lo que es apropiado para las familias y lo que no, dado que con la violencia no tiene ningún tipo de problema. Esto supone que posiblemente no habrá ningún tipo de problema en que se mantengan en el servicio todas las producciones de la factoría Marvel, donde la violencia acaba siendo uno de los ingredientes principales.

MV5BMjU1NjQ2N2QtMmZhYy00ZDc4LTg4MzctZWI0NGQ5YzVlYTg0XkEyXkFqcGdeQXVyNjQ4ODE4MzQ@._V1_

El futuro de un servicio limitado

Se pensaba que Netflix sería derrotado por Disney Plus de una manera contundente, pero con su filosofía de enfocarse solo a las familias han dado buena muestra de los problemas que les acompañan. Netflix va a seguir teniendo mucho juego y manteniendo el liderazgo entre consumidores adultos y personas a las que les guste una programación que vaya más allá de lo aceptado como familiar. Si nos gustan las producciones de terror, por ejemplo, o películas más adultas en cuanto a su contenido, sabremos que esto nunca lo tendremos en Disney Plus. Y ese va a ser el motivo por el cual muchas personas van a tener suscritas a esta plataforma solo en periodos de tiempo específicos en los que quieran ver algo concreto.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...