Google y la UE, enzarzados a causa de la competencia

La firma californiana recibe la denuncia comunitaria y anuncia que seguirá adelante con el proceso. El proteccionismo de la UE contra la hegemonía de Google.

google

La investigación a Google llevada a cabo por la Unión Europea (UE) se ha convertido para muchos en un icono de la lucha por el triunfo de la libre competencia, esperando, asimismo, que el gigante estadounidense se avenga a reducir su influencia en el viejo continente. Una lectura más exhaustiva de los datos de la causa parece indicar que las instancias comunitarias han emprendido una caza de brujas contra Google. En este sentido, parece que la firma californiana es demasiado grande para Europa.

La comisaría de Competencia de la UE es la encargada de dirigir las investigaciones y ha asegurado que el hecho de que la empresa investigada no sea europea no tiene nada que ver con el desarrollo del proceso. Para amparar esta versión, desde Competencia se insiste en que Google redirige a los usuarios a las páginas que ella prefiere cuando estos se interesan por comprar artículos o comparar precios. De este modo, la firma de la Bahía de San Francisco estaría abusando de lo que Competencia califica como posición dominante en el mercado.

Ciertamente, Google copa el 90% de las búsquedas en Internet en Europa, una cifra que propicia que una ingente cantidad de compras y consultas se realicen a través de su buscador estrella. Desde la propia compañía ya han avanzado que no piensan quedarse de brazos cruzados ante lo que consideran una persecución por parte de Bruselas. A su juicio, los usuarios son libres de realizar las búsquedas que deseen a través de las plataformas que prefieran. Todo apunta a que habrá juicio en el Tribunal de Justicia de la UE.

Llegados a este punto, Google sabe que la UE nunca ha perdido un contencioso por motivos de competencia. No obstante, la firma californiana estaría deseando dejar a las autoridades comunitarias como un suerte de inquisidores que quieren salvaguardar los intereses de las empresas europeas a base de crear barreras. Todo ello llega en un momento en el que Europa y Norteamérica siguen negociando el acuerdo de libre comercio, concepto que la UE parece no entender.

Vía: El País.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...