Google saca a las calles su apuesta de coche sin conductor y pone en jaque al sector de la automoción

El sector del automóvil saca las uñas ante las pruebas realizadas por Google con su nuevo coche sin conductor. El gigante tecnológico asegura que las pruebas en ciudad han sido un éxito

Tecnología, competencia y tensiones. En este escenario se mueve la industria del automóvil después de las noticias desveladas por el gigante Google asegurando que su proyecto de coche sin conductor ha aumentado ya su cuentakilómetros realizando diferentes desplazamientos por las ciudades. Esta apuesta por las posibilidades de la tecnología se ha convertido en una amenaza para la actividad, que ya ha puesto sobre la mesa cuestiones relacionadas con la legalidad y seguridad para llevar el proyecto a pisar el pedal del freno.

Pese a las tensiones desatadas, Google ha hecho hincapié en los logros alcanzados en estos desplazamientos de prueba, en los que todo se ha desarrollado con gran “seguridad” y sin ningún tipo de “incidente”. Una tecnología de última generación que saca a relucir las grandes ventajas que los ordenadores pueden aportar al mundo de la automación.

Desde la cúpula de Google se ha explicado que este tipo de funcionalidades llegan de la mano de un potente software, capaz de planificar y anticipar situaciones y reacciones para evitar accidentes. Un sistema afinado al milímetro, según exponen, que baraja diferentes posibilidades que aportan respuestas de forma inmediata.

El impacto que la puesta en el mercado de este nuevo producto podría generar es de altura y desde Google son conscientes de ello. Con la actividad y las grandes firmas afilando sus cuchillos, la cúpula del gigante tecnológico ha apostado por hacer un llamamiento a la calma advirtiendo de que todavía quedan cuestiones legales por plantear y resolver. Además, de buscar cómo este vehículo sin conductor podría adaptarse a las actuales normas recogidas en los códigos que regulan la circulación.

A la espera de ver cómo se desarrollan los acontecimientos, la industria del automóvil ha mostrado su preocupación, más ante una etapa como la actual en la que a nivel mundial el sector no atraviesa sus mejores momentos. Un periodo complejo para esta industria, que en casos como el de España ha visto caer sus ventas, recobrando algo de aire gracias a los planes de incentivo adoptados por el gobierno.

vía: El Economista

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...