General Motors se ve obligada a revisar cerca de tres millones de vehículos en Estados Unidos por fallos de seguridad

La compañía General Motors afronta la revisión de cerca de tres millones de vehículos al volver a detectar anomalías graves en varios sistemas de seguridad y funcionamiento de los coches

general motors

La compañía Gerneral Motors vuelve a activar las alarmas. La multinacional americana continúa arrastrando fallos en la producción de sus vehículos y se ha visto en la obligación de llamar a revisión a cerca de tres millones de coches puestos en circulación en Estados Unidos (EE UU) para supervisar posibles fallos relacionados con los sistemas de seguridad de los automóviles.

El anuncio vuelve a poner contra las cuerdas a la imagen de la empresa, ya que no es la primera ocasión en la que fallos de este tipo están poniendo en duda la calidad de sus productos. Además, la detección de estos fallos tiene su impacto directo en los costes de las reparaciones de los mismos, desembolsos que corren cargo de la enseña y que se elevan a cerca de 400 millones de dólares.

En esta ocasión, los errores afectan a cuatro sistemas diferentes integrados en los vehículos. Los problemas detectados no son una cuestión menor y han obligado al gigante americano de la automoción a reaccionar, ya que son trece las muertes contabilizadas hasta el momento relacionadas con estas incidencias.

La cuestión más alarmante se centra sobre un fallo encontrado en los cinturones de seguridad. Una anomalía que provoca que el cinturón termine desplazándose y no cumpliendo con su cometido de seguridad.

Los fallos están generando una gran situación de tensión entre los conductores americanos, algo que ha obligado a la compañía a actuar con mayor cautela y rapidez para dar solución a estos problemas, incluso paralizando la comercialización de algunos de los vehículos.

Desde el comienzo de 2014, General Motors ha tenido que supervisar 15,2 unidades de vehículos fabricados por la empresa a causa de los defectos encontrados. Una serie de tropiezos que están poniendo en jaque los resultados de la empresa para este ejercicio.

La travesía compleja que atraviesa la compañía en estos momentos no es un hecho aislado. Los problemas de seguridad han obligado e impactado contra la fiabilidad y confianza de otras marcas punteras del sector, que de igual manera se vieron obligadas a dar la cara y pedir a sus compradores que llevaran sus vehículos a revisión ante los errores de fabricación cometidos.

vía: Cinco Días

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...