Funcionarios de la UE inspeccionan por sorpresa las sedes de varias compañías de telecomunicaciones

La Comisión Europea inspecciona por sorpresa las sedes de diversas enseñas de telecomunicaciones ante la sospecha de haber llevado a cabo prácticas irregulares

telefionica ue

Bruselas mueve ficha. Trabajadores de la Comisión Europea han puesto en marcha diversos registros en las instalaciones de las principales enseñas dedicadas al negocio de las telecomunicaciones. El objetivo de estas “redadas” era el de determinar si las enseñas inspeccionadas estaban incurriendo en acciones irregulares en la prestación de servicios relacionados con internet.

Los datos de esta operación encierran todavía muchos interrogantes, entre otros, el listado definitivo de todas las empresas que han pasado por la lupa de los funcionarios europeos. Pese al hermetismo, algunas cabeceras internacionales han situado en el blanco de las sospechas a compañías como Orange, Telefónica y Deutsche Telekom.

El paso dado responde a las sospechas de la Comisión sobre la manera en la que se estaban prestando estos servicios vinculados con la red, en los que dadas las informaciones recabadas, las empresas podrían estar abusando de su ?posición dominante? en los mercados. Unas prácticas contrarias a la sólida normativa comunitaria establecida para cercar las prácticas antimonopolio.

La falta de detalles con los que se cuenta hasta el momento impide saber qué enseñas y qué estados de la Unión Europea (UE) podrían estar afectados por estas inspecciones, que se entienden como un movimiento previo a la apertura de un procedimiento de investigación más exhaustivo.

La lucha contra las prácticas que atentan al libre mercado están en el blanco de los diferentes gobiernos e instituciones y, sin ir más lejos, esta misma semana saltaba otro caso en Estados Unidos, a raíz de la condena a una compañía como Apple por atentar contra las reglas que luchan contra las prácticas de competencia desleal.

En el caso, de las empresas de telecomunicaciones investigadas por Bruselas habrá que esperar a que se determinen los resultados de estas comprobaciones “sorpresa”. Un proceso que, como ya han determinado desde la propia Comisión Europea, no responde a unas fechas o plazos establecidos, ya que se resolverá de acuerdo a la “complejidad” y particularidades que presente el caso. De igual manera, han insistido en que el hecho de que se lleven a cabo estas comprobaciones no evidencia que las presuntas prácticas irregulares sean una realidad.

Fuente: Cinco Días

Foto / Campus Party Europa

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...