Fotoprix no puede plantar cara a las tecnologías digitales y se declara en suspensión de pagos

Fotoprix entra en concurso de acreedores ahogada por unas deudas que se elevan a 12 millones de euros. La empresa asegura que la crisis y la irrupción de las tecnologías digitales la han llevado a un callejón sin salida

fotoprix
La compañía Fotoprix presenta su peor imagen. La empresa, especializada en el sector fotográfico, atraviesa grandes dificultades económicas que la han llegado a entrar en suspensión de pagos. Este paso quedaba formalizado en los juzgados de Barcelona poniendo en evidencia el duro y complejo camino al que se están viendo abocadas las firmas especializadas en esta parcela desde que las tecnologías digitales hicieran acto de presencia.

La situación de Fotoprix es delicada y supone una dura amenaza para los cerca de cuatrocientos empleados que en la actualidad prestan servicio en esta cadena de establecimientos fotográficos en España. El proceso de suspensión oficializado ahora ya planeaba desde hace meses sobre los balances contables de la firma, ya que su endeudamiento alcanza una cifra cercana a los 12 millones de euros.

Desde la directiva de la mercantil han insistido en que se han realizado todos los esfuerzos posibles para evitar llegar a este escenario. Insisten en que la entrada de los nuevos formatos y posibilidades en el terreno de la fotografía y los laboratorios para la obtención de imágenes han acabado por arrinconar a las empresas especializadas en esta parcela profesional.

La crisis y estos cambios en el consumo, en el que las cámaras digitales y los móviles han sido los principales actores, han dado la vuelta a los números más que positivos que hace unos años acompañaban a una marca como Fotoprix. La cadena contaba con cerca de trescientos comercios repartidos por diferentes puntos de la geografía nacional de titularidad propia y otros tantos en régimen de franquicia.

Fotoprix no es un caso aislado y se suma al de otras grandes firmas que se han visto obligadas a pasar por los juzgados a cuenta de los recortes aplicados, los cierres y reestructuraciones de plantilla a lo largo de los últimos años.

En los informes presentados en el juzgado se habla de la tremenda caída que la empresa ha registrado en sus operaciones, al pasar de un volumen de ingresos por ventas de 80 millones el pasado año 2009, a la mitad de esta cuantía en 2013.

vía: Expansión

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...