Facebook abre otro frente a la banca tradicional

La red social ofrecerá un servicio de envío de dinero a través de su plataforma Messenger. Su influencia global debería inquietar a las entidades convencionales.

facebook

2016 fue un año crítico para la banca tradicional de buena parte del planeta, muy especialmente en las naciones desarrolladas y más concretamente en Europa. La acumulación de activos tóxicos, la incompleta reestructuración tras la Gran Recesión y los cambios en la manera de gestionar las finanzas particulares constituyen un cóctel explosivo. Muchas entidades no han sabido adaptarse a la nueva realidad financiera, en la que los clientes quieren mayores comodidades así como una interacción más intensa. Actores otrora muy alejados de este universo económico así lo demuestran.

Facebook ha obtenido recientemente el visto bueno de los reguladores españoles para desarrollar distintos negocios relacionados con las transferencias de capitales y ya figura en el Registro Oficial de Entidades del Banco de España. En realidad, la red social más importante del mundo ya había logrado ese estatus en Irlanda, donde tiene su sede europea, informando posteriormente al resto de Estados comunitarios. El objetivo de la firma de Mark Zuckerberg es desarrollar un negocio de gestión de transferencias a través de su aplicación Messenger.

Inicialmente concebida como una suerte de chat vinculado a la red social general, Messenger ha visto cómo el número de usuarios aumentaba exponencialmente en los últimos años. Ya ha incluido funciones específicas para la actividad de las empresas y ahora da un paso más que, en honor a la verdad, hace ya algún tiempo que venía anticipando. Facebook pone a disposición de sus usuarios una gran fiabilidad en la gestión de sus servicios, una gran rapidez en las operaciones y, lo que es más importante, una probada seguridad.

Estos ingredientes obligan a pensar en un nuevo desafío para el negocio tradicional de la banca convencional. Por ahora, la compañía norteamericana limitará su actividad en el sector a la gestión de envíos de dinero, un nicho de mercado menor en términos comparativos. Sin embargo, la complacencia sería un error muy grave por parte de las entidades, dado que empresas como Facebook gozan de una influencia mayúscula entre los jóvenes, que también tienden a desconfiar de la banca tradicional.

Vía: La Vanguardia.

Foto: © Mactrunk

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...