Espadas en alto entre Bruselas y Google

Alphabet, el grupo propietario de Google, ha vuelto a ser acusado por la Comisaría de Competencia de abusar de su posición predominante en el mercado.

google

Las diferencias entre las mentalidades imperantes en Europa y Estados Unidos se dejan sentir con especial intensidad en el terreno empresarial. La mayor laxitud de los reguladores americanos contrasta con la permanente vigilancia que las instituciones europeas realizan en los distintos mercados. No sorprende por tanto que distintas compañías estadounidense hayan tenido roces con la Comisión Europa. Desde luego, el caso más representativo y el que seguro seguirá llevándose más titulares es la disputa entre la Comisaría de Competencia y el gigante tecnológico Google (ahora, Alphabet).

La comisaria de Competencia europea, la danesa Margrethe Vestager, acusa a la firma de Silicon Valley de avanzar deliberadamente hacia una situación monopolística en el mercado de las aplicaciones móviles. Esto se estaría llevando a cabo gracias a la hegemonía del sistema operativo Android, propiedad de Alphabet, en el mercado de los teléfonos móviles de última generación. En torno al 75% de todos los terminales se sirven de este sistema operativo, lo que permite a la compañía publicitar sus aplicaciones y servicios en detrimento del resto de competidores.

Pero Competencia no se queda ahí. El último pliego de acusaciones contra Alphabet incluye las supuestas presiones del grupo a los fabricantes de móviles para que instalen de serie algunas de las aplicaciones más populares de la firma, como Maps o el célebre buscador. Android es un sistema operativo cuyo código está abierto (a diferencia, por ejemplo, de iOS, exclusivo para Apple), de ahí su popularidad. Para Vestager, queda claro que la segunda mayor empresa norteamericana está abusando de su posición dominante para cerrar las puertas a otros desarrolladores (en su mayoría, europeos).

La defensa de Alphabet se antoja complicada no porque prejuzguemos que Competencia tiene razón, sino porque la Comisión Europa nunca ha perdido un solo caso que ha llevado al Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Uno de los éxitos más sonados de la institución fue obligar a recular a Microsoft por unas prácticas similares a las del grupo propietario de Google. Eso sí, Alphabet ya anunciado que seguirá defendiendo la licitud de su política.

Vía: Expansión.

Foto: Google vía Shutterstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...