Epic le planta batalla a Apple y Google por la prohibición de Fortnite

Google y Apple han prohibido la presencia de Fortnite en sus tiendas de aplicaciones, pero desde Epic Games están dispuestos a luchar.

Era cuestión de tiempo que alguien decidiera plantar cara a las grandes empresas del mercado móvil que tienen actualmente controlado el sector. Apple y Google mantienen de una forma equilibrada lo que se conoce como duopolio. Entre ambas cubren todo el mercado de los dispositivos móviles y han sido muy agresivas cuando otras plataformas han intentado entrar en el mismo. Por ejemplo, en un pasado reciente no le dieron cuartel a Windows Phone hasta que el sistema operativo móvil de Microsoft tuvo que despedirse del mercado porque su cuota de mercado era tan ridícula que no compensaba seguir con el negocio.

Las dos empresas tienen muy bien dominado el sector y entre ellas se entienden. Apple se enfoca a los usuarios que quieren la exclusividad de su marca, una legión de seguidores fieles que no se plantearía por ninguno de los medios comprar otro tipo de dispositivo. Y Google se queda con todos los demás usuarios. Todos. Hablamos de millones de personas que se decantan por Android. En realidad, Google tiene más usuarios en términos globales, pero Apple unifica toda la acción alrededor de una sola marca de móviles y eso les hace muy poderosos.

El duopolio ha dado muchos dolores de cabeza a todo tipo de empresas y normalmente nadie se atreve a levantarles la voz. Pero ambas compañías han decidido mover pieza contra alguien poderoso: Epic Games. La empresa no solo es la creadora del motor Unreal, sino que también tiene una tienda de juegos digitales que hace la competencia muy agresivamente a Steam y, no menos importante, son los creadores de Fortnite. Este juego es lo que les ha llevado a la guerra con Apple y Google.

Fortnite se puede decir que ha sido uno de los grandes pelotazos en el mundo de los videojuegos en los últimos años. Es un juego que posiblemente se recordará en el futuro al mismo nivel que otras generaciones de jugadores recuerdan Minecraft o si nos vamos más atrás, el Tetris. Es el juego al que juegan todos los niños, adolescentes y adultos en estos momentos. Se ha convertido en un fenómeno cultural tan aceptado entre los usuarios de todo el mundo como TikTok, y curiosamente ambos están pasando por una serie de serios problemas (y ambos tienen una importante participación china en su gestión).

Con la versión para móviles de Fortnite se ha conseguido un éxito aplastante. En Apple se superaron las 250 millones de descargas y la versión de Android, que fue aprobada este año 2020 después de muchos dimes y diretes con Google, también estaba en lo más alto del top de descargas. Pero a Epic no solo le sirve que el juego se descargue y sea jugado, sino que lo que necesitan para vivir son que se produzcan micropagos. Como todo buen free to play que se precie, Fortnite tiene una suculenta serie de complementos, skins y demás características adicionales no fundamentales que podemos adquirir pagando. Para ello compramos moneda virtual y luego la usamos dentro del juego como queramos. El gasto de dinero en esta moneda virtual es constante y eso le permite a Epic disponer de una gran fuente de ingresos.

¿Pero qué es lo que ha ocurrido?

Es conocido por todos los desarrolladores el control que tienen las empresas de móviles sobre las operaciones que se realizan en iOS y Android. En algunos casos son excesivas. Por ejemplo, Apple se queda un 30% de todas las ventas que hagan los desarrolladores dentro de su entorno. Si a eso le sumamos el pago de impuestos y otros costes, nos encontramos con que las empresas tienen unos beneficios muy inferiores a las cantidades que están generando en sus juegos. Por eso Epic decidió hacer algo que les permitiera burlar esos márgenes que se lleva Apple.

Lo que hicieron fue dar una segunda opción dentro de su juego para que los usuarios puedan comprar la moneda virtual, los V-Bucks, sin necesidad de hacerlo a través de la App Store. ¿Y qué mejor forma de hacerlo? Mediante un gran descuento. De forma permanente Epic anunció que las compras a través de su propio sistema de pagos tendrían un 20% de descuento respecto al precio que habría que pagar por comprar los V-Bucks dentro de la tienda de Apple. De un coste de 9,99 dólares por 1000 V-Bucks pasaríamos a pagar 7,99 dólares. A Epic, aún descontando un 20% del precio, todavía le quedaba un beneficio adicional del 10% que les ayudaría a tener las cuentas mucho más saneadas.

Pero por supuesto, eso no ha gustado a Apple. En el caso de Google la experiencia ha sido similar. Desde la empresa de la manzana afirman que lo que ha hecho Epic ha sido saltarse las normas de la App Store y poner en peligro los datos de los usuarios, en especial su información de la tarjeta de crédito.

Luchando contra el sistema

Apple prohíbe y bloquea Fortnite de la App Store y Google hace lo mismo. La reacción de Epic es la que se puede esperar: guerra. Epic es una de las pocas compañías que, si se lo propone (y se lo ha propuesto), le puede plantar cara a la empresa de la manzana. Posiblemente tengan la oportunidad de hacerlo ahora que Fortnite es un fenómeno que está calentito. Ellos mismos deben saber que su volumen de negocio podría caer en picado cuando la generación de Fortnite crezca y abandone el juego tal y como ha ocurrido con Minecraft y su propia generación. Por eso Epic quiere actuar ahora.

Y lo que ha hecho ha sido denunciar a Apple por su gestión, por el monopolio, duopolio, que tienen con Google, y por la forma en la que presionan a los desarrolladores hasta sacarles todo lo posible y más. Además, se han sacado de la manga una parodia del vídeo promocional que Apple usó para promocionar el ordenador Macintosh en la Super Bowl en los años 80, con el cual planteaban la necesidad de luchar contra el orden establecido y la tiranía de la compañía IBM. Lo que Epic les quiere hacer ver es que ahora ellos se han convertido en el tirano, en el problema que hay que superar para alcanzar la libertad. Y la forma en la que han hecho esta crítica emulando el vídeo que Apple usó resulta muy ingeniosa (y la han llevado a cabo en tiempo récord o ya era algo que tenían preparado por si las moscas).

A Google le dicen tres cuartos de lo mismo. Lo que le quieren recordar a la compañía de Android es que cuando se fundó la empresa se llevó a cabo con el lema de no ser malvados. Era lo que se convertía en el estandarte de Google en los tiempos en los que otras compañías habían demostrado tener malas intenciones y presionar a sus rivales lo máximo posible. Pero como Epic dice, Google se ha ido olvidando poco a poco de su filosofía original hasta convertirse en aquello contra lo que luchaban. Por ello no quieren dejar pasar la oportunidad de hacerles ver cómo han adulterado sus planes originales y cómo poco a poco han ido perdiendo el espíritu que les caracterizó.

La situación con Fortnite

Lo cierto es que podría ser peor. Fortnite sigue funcionando en todos aquellos dispositivos que ya tuvieran el juego descargado con anterioridad. Eso significa que el día a día de los jugadores actuales no ha cambiado, aunque supone un problema para todo lo relacionado con actualizaciones, parches y otros elementos. En Android existe la alternativa de la instalación fuera de Google Play, algo que a ojos de Epic a Google les hace un poco «menos malos». Y por supuesto, el juego sigue estando disponible y triunfando en ordenadores. A corto plazo no hay nada de lo que Epic se tenga que preocupar.

Posiblemente el ruido que está haciendo esta polémica esté llevando a que haya un pico de descargas en Android y en ordenadores. Lo más probable es que esta sea una de las mejores campañas promocionales por las que podría haber optado Epic Games de forma indirecta para su juego. Tener una batalla activa y legal contra Apple siempre es algo que empuja y da notoriedad. Tanto si ganan como si al final tienen que pasar por el aro de Apple, para Epic habrá sido una victoria en términos de renombre, publicidad y marca.

La duda está en saber qué es lo que llegará a pasar a largo plazo y si finalmente Fortnite volverá a las tiendas de aplicaciones. No habría que descartar que Epic se vuelva a sacar algún invento de la manga, como crear una versión alternativa del juego para que tenga capacidad de volver a las tiendas superando los problemas que se han dado con la edición normal de Fortnite. Quizá esta sería una forma de recibir la aprobación de nuevo, aunque está claro que Epic tendría que, como decíamos antes, pasar por el aro. Y por otro lado, habría que ver si Apple está dispuesta a perdonar, puesto que la compañía del iPhone y el iPad no es precisamente conocida por su corazón.

¿Pero qué es Fortnite?

Si has llegado hasta aquí pero todavía no sabes qué es Fortnite, te podemos resumir que se trata del videojuego competitivo de moda. En él 100 jugadores se enfrentan en una isla para intentar ser el último que queda con vida al final de la batalla. No solo hay que luchar, sino que también se construye, y saber defendernos acaba siendo tan importante como saber disparar. El juego tiene una gran personalidad, mucho humor, toneladas de colaboraciones y es tan popular que incluso cantantes famosos han dado conciertos virtuales dentro de él. Se ha convertido en el entretenimiento de una generación, para bien o para mal sabiendo lo que absorbe y cómo muchos niños están tan metidos en el juego que no pueden dejarlo hasta que sus padres levantan la voz lo suficiente.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...