El Tribunal Supremo descarta amparar al tripulante de cabina de Ryanair despedido por comerse un bocadillo en horas de vuelo y sin pagarlo

El Tribunal Supremo descarta entrar a valorar el caso del tripulante de cabina español, que fue despedido por Ryanair por comerse un bocadillo sin pedir autorización ni pagarlo

ryanair

Comerse un bocadillo en horas de trabajo y, más si es parte de los productos ofertados a los clientes por la compañía en la que uno trabaja, puede generar más de un quebradero de cabeza. El caso de un trabajar de la aerolínea Ryanair, despedido por esta acción se ha saldado con la negativa del Tribunal Supremo a pronunciarse sobre los hechos, al emitir un fallo en el que descarta entrar a juzgar y a revisar la causa.

El asunto en cuestión llegaba al Alto Tribunal planteando la posibilidad de que la enseña irlandesa hubiese vulnerado la legislación laboral española en materia de despidos. El tripulante de cabina de Ryanair fue despedido después de constatarse que comió durante las horas del vuelo, uno de los bocadillos que la mercantil vende a los pasajeros, y lo hizo sin consultar ni abonar el precio del producto.

La reglamentación interna de esta compañía aérea es rotunda ante este tipo de situaciones y, lejos de dejar estas cuestiones abiertas a la improvisación, recoge en su normativa la necesidad de que cualquier miembro de la plantilla notifique a sus superiores estas acciones y cuente con la autorización pertinente para hacer uso de cualquier artículo que se comercialice bajo el paraguas de Ryanair.

No es la primera vez que la empresa salta a la luz pública por casos llamativos. La compañía low cost fue objeto de todo tipo de críticas hace unos meses cuando, por ejemplo, planteó el cobro de unas tasas por subir al avión objetos fuera del equipaje de mano, como una ensaimada mallorquina. Sin contar los continuados encontronazos con administraciones como la española por cuestiones relacionadas con la gestión de los vuelos.

Anécdotas a un lado, en el caso de este empleado español, el Tribunal Supremo ha descartado de forma firme dar ningún paso más, que vaya en contra de lo dispuesto por la normativa de la propia empresa y la legislación irlandesa, ya que es en Dublín donde Ryanair tiene fijada su sede de operaciones.

vía: El Mundo

Foto: aromano

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...