El Supremo condena a Carrefour a pagar 12.000 euros por exponer sin consentimiento unas imágenes de un cliente junto a su hijo menor

Carrefour tendrá que pagar a un cliente 12.000 euros por mostrar unas fotografías en las que aparecía junto a su hijo menor. Las instantáneas quedaron almacenadas en un ordenador que la familia había devuelto al establecimiento

carrefour

Carrefour recibe un revés por parte de la Justicia. El Tribunal Supremo ha ratificado una condena impuesta a este gigante comercial en la que se le obligaba a pagar una sanción de 12.000 a un cliente de la empresa por haber vulnerado su derecho a la intimidad.

El caso es anecdótico y supone un tirón de orejas para la firma, que de ahora en adelante deberá tener más en cuenta determinadas cuestiones que afectan a su forma de tratar a los usuarios. En este caso, Carrefour ha sido condenado por exponer en una de sus superficies de venta de Cádiz, unas fotografías que aparecían como salvapantallas en un ordenador de un padre y su hijo menor.

Las imágenes se expusieron sin el previo consentimiento de la familia, ya que se trataba de unas instantáneas que quedaron almacenadas en la memoria del ordenador. Una aparato que debido a determinados fallos fue devuelto por la familia sin eliminar las fotografías que han motivado la condena.

El caso llegó a los juzgados donde se dictó una sentencia a favor de la familia, al entenderse que la empresa debería haber contado con la autorización de los afectados antes de mostrar estas fotografías realizadas en una vivienda particular y en las que, además aparecía un niño menor de edad.

El caso fue recurrido por Carrefour, que en un primer momento consiguió que se modificara esta condena inicial reduciéndose a un total de trescientos euros, al entenderse que los afectados actuaron también de manera imprudente al no haber estado más pendientes del material que habían almacenado en la computadora.

Este espaldarazo que la empresa francesa consiguió de manos de los magistrados de la Audiencia de Cádiz ha durado bastante poco, ya que la causa ha seguido subiendo de escalón hasta llegar en forma de recurso hasta el Tribunal Supremo, donde la revisión de los hechos y de la sentencia ha dejado las cosas tal cual estaban en un primer momento. Es decir obligando a este gigante de las ventas a desembolsar 12.000 euros y a recibir un pequeño escarmiento público por su forma de proceder.

via: Cinco Días

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...