El ‘streaming’ no es una moda pasajera

La industria musical firma su mejor ejercicio desde 2009 gracias al tirón del ‘streaming’, cuya facturación aumenta más de un 60% respecto a 2015.

Streaming media on tablet PC

Hubo un tiempo en el que el lanzamiento de un nuevo disco por parte de un popular artista generaba largas colas en los centros comerciales y otros espacios de distribución. Poco a poco, esta fotografía fue haciéndose cada vez más infrecuente hasta quedar como el testimonio histórico de la edad dorada de las discográficas. Sin embargo, el mercado musical empieza a recuperarse tras una prolongada decadencia y lo hace de la mano de un nuevo soporte. De hecho, ni siquiera es un soporte físico. Hablamos, naturalmente, del ‘streaming’.

Con una facturación de 15.700 millones de euros en 2016, la industria discográfica mundial cerró su mejor ejercicio desde 2009. Conviene tener presente que el caso de este sector es muy particular, en tanto su declive comercial no se debe exclusivamente al impacto de la crisis sino a los cambios en los hábitos de consumo musical de los usuarios. En este sentido, principal problema que se encontró el negocio de los discos fue la piratería, que lastró extraordinariamente las ventas desde comienzos del s. XX.

Los datos de 2016 suponen un avance interanual del 5,9%, siendo el ritmo de crecimiento más alto desde 1997. El mérito de esta recuperación recae, indiscutiblemente, en la consolidación del ‘streaming’. De hecho, este ámbito concreto de negocio se disparó un 60,4% el año pasado, multiplicando por diez el repunte del sector en su conjunto. La plataforma más utilizada para consumir este tipo de contenidos musicales sería Spotify, si bien Apple Music se afianza igualmente entre los usuarios de dispositivos iOS.

Las aplicaciones de ‘streaming’ suman 212 millones de usuarios en todo el mundo, 112 millones de los cuales están pagando por algún servicio. Obsérvese que el sector está mejorando claramente en el que hasta ahora era su punto más débil, la reducida proporción de usuarios de pago sobre el conjunto de descargas. De hecho, los ingresos por descargas de canciones están cayendo a marchas forzadas, demostrando que los usuarios prefieren servicios integrales y que les concedan mayor libertad. Por otro lado, la venta de discos cayó un 7,6%.

Vía: Expansión.

Foto: © scanrail

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...