El Grupo Wanda amaga con abandonar el Edificio España ante la postura del Ayuntamiento

El Consistorio madrileño mantiene su exigencia de no tocar la fachada y el propietario del edificio apunta a que podría dejar el proyecto.

wanda

Las inversiones del Grupo Wanda en España tienen dos emblemas por antonomasia: su participación en el accionariado del Atlético de Madrid y la compra del Edificio España en Madrid. Esta última operación, sin embargo, comenzó a torcerse cuando el relevo al frente del consistorio madrileño cambió la posición del Ayuntamiento en muchos temas. El equipo de gobierno encabezado por Manuela Carmena ha vetado sistemáticamente las propuestas de reforma presentadas por el grupo chino. Ante estas trabas inesperadas, Wanda ha amagado con abandonar el proyecto.

La postura del Ayuntamiento era que había que preservar la totalidad de la fachada del emblemático rascacielos, pudiendo acometer cualquier reforma interna que respetase este elemento. Para el grupo dirigido por Wang Jianlin, esta opción era inviable y en su lugar ofrecían demoler gran parte del gigantesco inmueble para luego reconstruir su actual fachada. La Concejalía de Desarrollo Urbano Sostenible, a cuya cabeza se sitúa José Manuel Calvo, no ha transigido de ninguna de las maneras y había emplazado al grupo asiático a comprometerse a no tocar la fachada.

Al conocerse la posible decisión de Wanda, el propio Calvo ha echado más leña al fuego al asegurar que un hipotético abandono de los chinos sería ‘unilateral’ y denotaría una gran ‘irresponsabilidad’. Desde luego, no parece que las palabras del concejal vayan a serenar precisamente los ánimos, si bien desde el entorno de Jianlin no se ha realizado ningún comunicado oficial avalando o desmintiendo las informaciones. El asunto ha trascendido al ámbito autonómico y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha pedido al Ayuntamiento que flexibilice su posición.

Para Cifuentes, la capital de España cuenta con numerosos proyectos atascados que le granjearían importantes beneficios y que requieren de fuertes inversiones. En consecuencia, no tiene ningún sentido enemistarse con socios tan importantes como Wanda a las primeras de cambio y por un problema aparentemente menor. La presidenta madrileña se ha escudado en la posible creación de empleo y en la atracción de futuras inversiones para pedir un acuerdo rápido. Por el momento, Wanda guarda silencio.

Vía: República.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...