El capital de riesgo para la empresa

Actualmente la mayoría de los emprendedores que quieren lanzar su idea al mercado, no lo pueden realizar por la falta de recursos económicos. En la publicación de hoy vamos a hablar del capital de riesgo para la pyme, y de la formas en que lo podemos conseguir.

A la hora de invertir debemos pensar en el consumidor del producto que vamos a crear

Actualmente son muchos los emprendedores que deciden empezar a comercializar una  idea desde la empresa donde se encuentran trabajando, pero el principal problema con el que se encuentran, es que no disponen de un gran cojín económico, el cual les pueda permitir vender y/o poner en marcha su idea principal. Tenemos que tener muy claro que el capital de riesgo para la pyme es posible de conseguir, lo único que cuesta es que alguien apueste por nosotros.

Vamos a comentar el ejemplo de Estados Unidos, donde existen unas figuras llamadas “Business Angel” , las cuales tienen como función principal la de  aportar un el dinero para ponerla en marcha, hacerla llegar al mundo y ver como da sus primeros pasos. A cambio, estos modelos ejecutivos quieren tener una retroalimentación económica fuerte y sin detenerse ni un momento.

A los “Business Angel” les importa muy poco cual ha sido la universidad en la que estudió el dueño de la idea, ya que su objetivo principal es el de encontrar emprendedores que sepan contar una buena historia, dado que eso es lo que va a contribuir a la construcción del producto que se quiere comercializar.  Por tanto, en este momento, el emprendedor únicamente es el encargado de contar y transmitir de que va el producto que estamos lanzando.

Si tenemos claro que como más capaz sea el emprendedor de reducir los riesgos que impactan al equipo, el mercado, riesgos competitivos, o que puedan afectar al producto, mucho más interesante será la empresa. Y esto no es todo, si tenemos en cuenta que es muy fácil abrir negocios diversos en Internet o en la nube, tenemos que ponernos serios a la hora de buscar y elegir quien nos puede dar el soporte tecnológico necesario para construir un prototipo real.

Si decidimos aprovechar las herramientas gratuitas y opciones que nos brinda Internet, deberíamos ser capaces de mostrar un boceto que casi funcione, donde se vea nuestras ganas de llevarlo a cabo.

En el momento en que  hablemos de nuestra historia, nos referimos al producto y no de nosotros mismo. Nuestro producto tiene que reflejar quién es y dirá lo que es preciso saber sobre nosotros o nuestra pyme. Por tanto debemos tener en cuenta que si somos elegidos seremos los responsables de llevar a cabo nuestra idea, de modo que no nos debe faltar madera de líder.

Foto: Eric Caballero

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...