Deliveroo y Glovo en el ojo del huracán por la gestión de sus repartidores

Los repartidores de empresas como Deliveroo y Glovo siguen en el ojo del huracán debido a la mala gestión que se hace de ellos.

gestión de repartidores

Las empresas de reparto de comida a domicilio Glovo y Deliveroo han sido acusadas de utilizar falsos autónomos respecto a la gestión de sus repartidores. Pero estas han conseguido esquivar la Inspección de Trabajo alegando que no tienen trabajadores para llevar a cabo el reparto de la comida que sus clientes les piden, sino que son estos mismos los que utilizan la aplicación como una simple herramienta más en su labor.

Así mismo, Glovo y Uber Eats cobran la cantidad de 2 euros a cada repartidor cuando este accede al soporte digital para poder trabajar con ellos. Este cargo se lleva a cabo en cada factura emitida.
Son muchas las compañías de este sector a las que se les ha abierto expediente en todo el territorio español dentro de este sector.

Sin embargo, la primera que ha sido expedientada por el uso de falsos autónomos es Deliveroo. La empresa británica ha sido la primera en tratar a sus repartidores como simples usuarios de su aplicación, aunque a diferencia de otras como Glovo o Uber Eats, Deliveroo no tiene pensado por el momento cobrar dinero a sus clientes por trabajar.

Tanto es así que Diana Morato, directora general de la compañía, afirmó hace unos días durante unas jornadas organizadas por Uno Logística que tratan a sus repartidores como clientes y que el objeto primordial de la firma es mejorar el servicio que esta les presta. Además, Morato se amparó en que no son una simple empresa de transporte, sino que son una firma que gestiona comida a domicilio y, por tanto, sus clientes son tanto los restaurantes como los repartidores.

Por su parte, la Consejería de Empleo ha propagado las investigaciones sobre el uso del falso autónomo no solo a Deliveroo, sino también a gran parte de las compañías digitales de este tipo de negocios.

A pesar de todos los intentos de estas empresas por ahuyentar estos malos espíritus, es cierto que cada vez es más difícil que puedan excusarse, puesto que una sentencia del Tribunal Supremo de 16 de febrero de este año lo deja claro al manifestar que hay indicios de que esos repartidores son sus trabajadores, ya que es la empresa la que toma las decisiones respecto a la relación que tiene tanto con los repartidores como con el mercado e incluso eligiendo los clientes y estableciendo precios, tarifas, horarios y áreas de actuación. Habrá que ver lo que ocurrirá en los próximos meses, pero la situación parece tensa como poco.

Foto: GraphicMama-team

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...