Cómo el ransomware afecta a las empresas españolas

Estas son las consecuencias de los ataques de ransomware

Estas son las consecuencias de los ataques de ransomware

El número de ciberataques que se producen contra empresas de todo el mundo aumenta prácticamente a diario. Además, los ciberatacantes utilizan técnicas y herramientas cada vez más complejas, lo que dificulta en gran medida la puesta en marcha del protocolo de actuación.

A finales del pasado año 2019 varias compañías españolas se vieron envueltas en un ataque ransomware. Una de las más afectadas fue la consultora Everis. Se trató de un ataque dirigido a través de la personalización de la extensión de los ficheros afectados.

La Cadena Ser también sufrió un ataque de ransomware. En este caso fue una variante del ransomware Ryuk, que selecciona a los objetivos de forma aleatoria, pero centrándose casi siempre en compañías y administraciones públicas. Un incidente que causó numeroso problemas en las emisiones radiofónicas, especialmente en Madrid.

El ransomware Ryuk también provocó problemas en la empresa de seguridad Prosegur. Otras compañías registraron incidentes, como la cadena de hospitales Vithas y la empresa cervecera La Zaragozana. 

¿Cómo afectan las fugas de información a las empresas?

La gran mayoría de estos ataques cibernéticos tienen como objetivo el robo de información personal de los usuarios. La fuga de información más grande de la que se tiene constancia hasta la fecha afectó a Facebook y Linkedin, dos de las mayores empresas a nivel global. El ataque afectó a más de 1.200 millones de usuarios de las redes sociales. Se filtraron datos muy sensibles como los números de teléfono o los nombres de usuario.

Todos los datos se encontraban almacenados en un servidor Elasticsearch. De las 4.000 millones de cuentas de usuario que almacenaba, 1.200 millones se vieron comprometidas.

Por su parte, OnePlus, una compañía china de telefonía móvil, anunciaba hace algunas semanas haber sufrido una fuga de información que afectaría a los datos de varios de sus usuarios. Sobre los datos comprometidos, se encuentran los nombres, números de contacto y direcciones postales de envío. Por «suerte», toda la información vinculada con medios de pago y contraseñas no se había visto afectada, tal y como explicaba la organización.

T-Mobile, otra empresa del sector de las telecomunicaciones, también sufrió una fuga de información recientemente. Ciberatacantes accedieron a la información de sus clientes-prepago. Según declaraciones de la propia compañía, el incidente había afectado a un número muy pequeño del total de usuarios.

Empresas y Gobiernos de todo el mundo se encuentran trabajando en el desarrollo de nuevas técnicas y medidas para ser cada vez más eficaces contra los ataques cibernéticos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...