Cómo acertar con los productos complementarios

Ofrecer productos o servicios que complementen la línea principal de negocio impulsan nuestra empresa pero exigen conocer mejor a los clientes.

balanza

Una de las recomendaciones más habituales a la hora de asegurar un volumen de negocio más o menos estable es la de tratar de diversificarse. Sin embargo, la opción de invertir en nuevos sectores o apostar por diseños más innovadores no es algo que esté al alcance de cualquier empresa. Por ello, muchos empresarios no aciertan a la hora de lanzar productos o servicios que complementen su línea de negocio principal. Ahí van algunos consejos para evitar estos errores.

Según Luis Masyebra, profesor del ESIC Business&Marketing School, los vendedores tienen la obligación de convertirse en la sombra de su cliente. Esto no significa asfixiar a nuestros usuarios con preguntas absorbentes o sistemáticas cuestiones sobre sus preferencias, simplemente debemos prestar especial atención a las necesidades que detectemos en su día a día. Conocida como «venta cruzada», esta forma de aumentar nuestra oferta exige que conozcamos muy bien a nuestros clientes. Tal sería el caso de eDreams, que nació como una web de viajes y en la actualidad también ofrece entradas para eventos.

Lógicamente, este último ejemplo no es igualmente válido para todas las clases de negocios, a pesar de lo cual siempre existe un margen para ahondar en esta dirección. En el ámbito de la hostelería por ejemplo esto se observa con especial intensidad. Grandes cadenas internacionales han ido integrando platos y menús en sus cartas que poco tienen que ver con la orientación inicial del restaurante. Ello se va realizando de manera progresiva tras analizar los gustos de los consumidores.

Todos los casos anteriores estaban especialmente orientados hacia la venta de productos o paquetes de servicios pero, ¿qué ocurre con las asesorías, consultorías y demás negocios de asesoramiento y trato personal? Una idea muy recomendable para ampliar el abanico de ofertas es la publicación de libros y demás material relacionado con este campo. De este modo, además de los clientes habituales podremos conseguir nuevos consumidores que se interesen sobre nuestras publicaciones. Otra opción sería la de organizar cursos y seminarios que atraigan a un público más variopinto como estudiantes y otros profesionales.

Vía: Emprendedores.es

Foto: procsilas

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...