Cinesa cambia de estrategia y ofrece sesiones privadas para grupos

Cinesa sale del paso en medio de la pandemia introduciendo un nuevo servicio a disposición de todos sus clientes interesados.

Los cines, como restaurantes y hoteles, también están sufriendo la pandemia de una manera notable. No solo porque los espectadores no están demasiado interesados en llenar las salas, sino porque además las productoras y distribuidoras cinematográficas tampoco les están apoyando en exceso. Muchas de las películas más esperadas del año se han retrasado, se han estrenado en streaming o directamente han quedado aplazadas. Solo algunos pocos estrenos han llegado a las salas y han sido excepciones muy contadas. Eso ha dejado a los cines con una herida no mortal, pero sí de las que tardan mucho en cicatrizar.

Y ante esta situación, algunas de las grandes empresas de cine, como es el caso de Cinesa, han buscado alternativas que les permitan continuar teniendo ingresos y aprovechando sus instalaciones. En el caso de esta compañía, lo que ha comenzado a ofrecer es la conocida como Sala Reservada, la oportunidad de reservar salas de forma privada para que un grupo de amigos, familiares o compañeros de trabajo disfrute de una película con la más absoluta de las intimidades.

La idea no es nueva, ya que se utiliza en otros países y siempre es un plan interesante para quienes se lo pueden permitir. Además, con anterioridad ya se ofrecía de forma privada a clientes, como empresas que podían organizar pases privados para sus clientes o empleados. Ahora lo que ha hecho Cinesa ha sido popularizar el servicio para intentar llenar más salas y tener más peticiones.

Aunque normalmente este tipo de servicios suelen promocionarse online y luego quedar en un mensaje de «contacta para más información», la situación en Cinesa debe ser desesperada, ya que han decidido publicar toda la información íntegra y que así los interesados puedan hacer la reserva de sala cuanto antes. Gracias a esto descubrimos que el precio por alquilar la sala para ver una película es de 250 euros.

El «truco» se encuentra en que no estamos alquilando la sala, sino que estamos bloqueando la sala para que no entre nadie a quien no conozcamos y además se nos están dando 20 entradas. Si quisiéramos invitar a más de 20 personas, porque lógicamente las salas de Cinesa son grandes y tienen espacio para muchos más espectadores, tendríamos que pagar 12,50 euros por cada persona añadida.

Para que la propuesta sea un poco más interesante, lo que hace Cinesa es ofrecer con la entrada un menú a elegir entre dos opciones. Mientras estemos recibiendo la sala podremos elegir el menú 1, el cual incluye palomitas medianas y una bebida (agua de 75 cl o refresco de 50 cl) o el menú 2, formado por palomitas mini, zumo o agua de 33 cl y un chocolate. También sería posible hacer cambios en el menú, pero esto dependerá de la disponibilidad en el cine o de lo que paguemos, ya que es muy probable que para aumentar la cantidad de comida o la calidad de la misma tengamos que pagar unos cargos adicionales.

Por mucho que el precio o la filosofía del sistema de reserva pudiera ser más asequible, como reservando toda la sala o teniendo capacidad para prescindir de palomitas y bebidas, lo cierto es que esta idea que ha tenido Cinesa nos parece de lo más original. Además, hay que tener en cuenta que el equipo de Cinesa se ocupará de que la sesión de cine sea de lo más especial. Por ejemplo, antes de iniciar la película podrán poner un vídeo personalizado que les hayamos enviado y se puede encargar un pastel de cumpleaños por si el motivo por el cual estamos alquilando la sala es para celebrar una de estas fiestas.

El servicio está disponible de lunes a jueves, pero no en festivos o en víspera de festivo, y hay que hacer la reserva con una antelación de 10 días. También hay que tener en cuenta que si seleccionamos una sala Cinesa Luxe, el precio total a pagar será de 275 euros y que cada persona adicional costará 13,75 euros. Por otra parte, si no hubiera bar o no se pudieran proporcionar la bebida y la comida, el precio total de la sala se quedaría en 150 euros y cada persona adicional costaría 7,50 euros.

¿Y qué películas se podrán ver? La elección no será entre todos los films que podamos imaginar o que en algún momento hayan llegado a pasar por las salas de Cinesa. Eso, no hay duda, sería todo un punto de valor para el servicio, ya que podríamos elegir una película que nos haya marcado o que sepamos que a la persona que celebra el cumpleaños le va a parecer especial. En contraposición a esto, las películas entre las que podemos elegir son las que se encuentran en cartelera en el momento en el que vayamos a asistir a la sala. Por ello será importante que ajustemos la reserva de la sala a un estreno de cine que nos interese ver bajo este tipo de circunstancias.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...