Cine sobre empresas: The Company Men

Continuamos con nuestro repaso a películas sobre empresas, negocios o economía y hablamos en este caso de The Company Men.

A lo largo de las épocas la sociedad ha usado la literatura y el cine como medio de aprendizaje o con la intención de descubrir y ajustarse a determinadas situaciones e historias. Hace unos días comenzamos a publicar una serie de artículos acerca de películas relacionadas con la economía y las empresas porque sabemos que este tipo de cine puede ayudar mucho a desarrollar conceptos y a que podamos compartir con nuestra familia nuestro interés por este tipo de mundo. Además, lo bueno del cine de empresas, negocios o economía es que es muy variable y cuenta con tantas propuestas distintas que siempre es posible encontrar alguna historia que nos llame la atención.

En nuestro caso, los artículos que estamos publicando son un reflejo de lo variado que es este cine y de las muchas historias distintas que podemos encontrar. Bolsa, orígenes de empresas, empleados, profesionales, emprendedores… todos acaban teniendo hueco en la gran pantalla con películas con las que podríamos identificarnos más o menos, pero que seguro que nos acaban aportando algo. Nunca dejemos de aprender y apoyémonos en el cine para absorber conocimientos que podrían ser muy provechosos.

En estos tiempos difíciles que corren para el mundo laboral, donde nadie tiene seguro el puesto de trabajo, ni siquiera los empleados más imprescindibles y veteranos de las grandes empresas, se necesitan películas como The company men. Este film, dirigido y escrito por John Wells, a quien conocemos por haber sido una parte fundamental en el desarrollo de la serie de televisión Urgencias, pero que también cuenta con un largo currículum cinematográfico, aporta su particular granito de arena a la hora de levantar el ánimo de todas esas personas que en estos tiempos de oscuridad no consiguen encontrar su luz.

¿De qué trata The Company Men?

Bobby Walker es un triunfador, vive a lo grande, llega al trabajo contándoles sus azañas jugando al golf a sus empleados, y tiene todo lo que hace falta para ser feliz. Sus ingresos anuales superan los 100.000 dólares, vive en una casa lujosa con su familia, su familia disfruta de todos los caprichos imaginables, y en general, parece feliz. Todo cambia cuando una dura reducción de personal en su compañía, en la cual se ha convertido en uno de los empleados más destacados, le deja sin trabajo y sin saber qué hacer exactamente. No tarda en ponerse manos a la obra para buscar un nuevo trabajo, pero el peso de la realidad y de las facturas se le cae encima mientras el reloj cuenta los días hasta el pago de la siguiente factura de su hipoteca. Por otro lado, algunos de sus compañeros en la empresa, aunque no han perdido el puesto, también están preocupados por su futuro profesional.

¿Quién protagoniza la película?

Ben Affleck adopta el protagonismo de la película y consigue ofrecernos una interpretación más que sensata, creíble y coherente, sin exagerar sus emociones, pero tampoco convirtiendo a su personaje en un trozo de hielo insensible. El actor se desenvuelve bien ante la cámara. A lo largo del film tendremos ocasión de verle pasar por distintas fases, y serán apreciables todas las emociones que su personaje siente en base a lo que le ocurre, firmando una más que positiva interpretación.

Kevin Costner no es uno de los personajes principales de la historia, ni mucho menos, pero en su faceta de secundario ofrece una actuación muy efectiva. El actor se desmarca con una caracterización de lo más natural, con un personaje que no destaca por sí mismo, pero que resulta de lo más creíble y real, no siendo difícil tomarle en serio desde la primera vez que le vemos aparecer. Aunque su trabajo eclipsa el de los otros dos protagonistas: los veteranos Tommy Lee Jones y Chris Cooper, ambos haciendo una interpretación más que cuidada de sus personajes. No se puede olvidar mencionar la presencia de Rosemarie DeWitt y Maria Bello, en segundo plano pero con una importancia más que relevante en términos argumentales.

La dirección y el guion son obra de John Wells, que ofrece a los espectadores una película realista y con carga dramática, pero planteada de una manera que no busca la lágrima ni la tristeza excesiva en el espectador. Wells plasma el guion como la búsqueda de las segundas oportunidades y de nuevos inicios, mediante un desarrollo cinematográfico que resulta agradable y ameno.

¿Nos aporta algo The Company Men?

Como decíamos, The company men es una película de las que siempre dejan una buena sensación entre los espectadores, y que sabe cómo complacer a la audiencia sin mojarse demasiado. Es una historia de segundos comienzos, que trata de la manera en la que un grupo de personas experimentadas y de larga veteranía en sus puestos de trabajo tiene que afrontar volver a estar en el mercado laboral buscando empleo.

Esto no es fácil, todo lo contrario, y el director y guionista John Wells ha sabido plasmarlo con efectividad, de una manera natural y creíble. Los sentimientos, las fases por las que pasa el personaje protagonista, y la situación en general que se respira en su familia son buenos reflejos de la sociedad en estas situaciones. Quizá, eso sí, el planteamiento del cual ha partido Wells está falto de realismo en cierta medida. Al fin y al cabo, de una persona con el sueldo que tiene el protagonista, aún con los gastos que tenga mensualmente, es difícil imaginar que caiga tan rápidamente en la desesperación por la cual le conducen los acontecimientos del film.

En este aspecto, The company men exagera un poco la particular situación del personaje principal para que la recuperación y el desenlace sean un poco más llamativos y estén cargados de mayor optimismo. Por otro lado, hay que afirmar que las historias de los distintos personajes que rodean al protagonista están muy bien desarrolladas, dándole intensidad y corelación entre ellas para que puedan soportar el paso de la película de manera efectiva. En el único caso en el que encontramos ciertas lagunas argumentales es en la forma en la que se expande la historia de Gene McClary, el personaje al que caracteriza Tommy Lee Jones.

Sin apostar por el drama, ni por complacer a los espectadores de manera directa sin incorporar la justificada y necesaria dosis de tensión, The company men es una película que aborda un tema común en los tiempos que corren que afecta a miles de personas en todo el mundo. El film tiene un aire optimista que anima, y la interpretación por parte de los actores principales es de una calidad más que elevada, lo que hace que el film deje una impresión aún más positiva. En definitiva, se trata de una propuesta interesante, una película que nos pone en una situación distinta, en la de los profesionales, empleados y personas cuya vida cambia de forma repentina tal y como nos podría ocurrir a nosotros.

Pero ante todo hay que aprender a no rendirse, a seguir adelante y no dejarse derrotar por mucho que la vida se ponga difícil. El cine nos puede ayudar a entender mejor lo que pasa a nuestro alrededor, a ver que sigue habiendo solución hasta en las situaciones más complicadas. Dejemos que las películas nos abran el camino.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...