Apple TV Plus necesita contenidos de manera desesperada

El contenido del servicio de streaming de Apple no ha convencido a la audiencia y la compañía tiene que reforzarlo.

En poco tiempo el sector del streaming se ha puesto imposible para los negocios que están sumergidos en él. A la tranquilidad que tenía Netflix anteriormente se han sumado distintos rivales que le están haciendo la vida imposible. Cada vez hay más competencia y eso significa que todos los servicios tienen que ponerse seriamente las pilas si quieren llegar a marcar la diferencia.

Entre las nuevas plataformas una que no ha conseguido impactar de ninguna manera ha sido Apple TV Plus. Más que no impactar se podría decir que han tropezado de forma estrepitosa, puesto que más allá del impacto mediático inicial se ha convertido en un servicio que los usuarios no buscan ni por el cual se interesan.

Uno de los motivos de que haya ocurrido esto es la falta de gancho que tienen sus producciones originales. El catálogo de estrenos exclusivos es lo que define a una plataforma de streaming en su salida. Disney llegó con la artillería y estrenó Disney Plus con una gran cantidad de películas de la factoría, con Marvel, con Star Wars, con producciones de televisión y con todo Los Simpson. En su defecto, lo que hizo Apple fue presentarse ante los usuarios con varias producciones que, si bien protagonizadas por grandes estrellas, no tuvieron ningún tipo de tirón. Ni siquiera el sueldazo que debe haber tenido Jennifer Aniston por volver a las series se habrá justificado en cuanto a cantidad de suscriptores obtenidos por la plataforma. Que uno de sus contenidos más exitosos haya sido lo nuevo de Snoopy dice mucho de Apple.

A medida que han ido pasando las semanas se ha ido haciendo más crítico y doloroso la realidad de que el catálogo de Apple no es precisamente bueno. Hay muchas series que podrían ser interesantes, pero que en el mundo actual en el que vivimos, cargadísimo de contenidos, es difícil que vayamos a ver. No es como si estuviéramos en los 80 y tuviéramos dos canales entre los que elegir: tenemos miles de opciones y ponernos a ver series de Apple no es algo que nos acabe de convencer.

Por eso la empresa quiere solucionarlo. Y se dice que lo que está haciendo para ello es recurrir a clásicos. La compañía podría haber comenzado a sacar la billetera para obtener las licencias de emisión en su plataforma de todo tipo de series clásicas del pasado. No se han filtrado títulos, pero la fuente que ha hablado de ello comenta que de momento no se ha firmado contrato por ninguna gran serie de categoría legendaria o de películas sorprendentes. Es decir, podrían haber comenzado comprando cantidad para al menos poder rellenar su catálogo a la vista de que no es el más grande que podamos encontrar en el mercado.

¿Pero qué va a comprar Apple? HBO tendrá Friends. Netflix tiene ya una gran cantidad de series. Disney y su catálogo son auténticos monstruos. Si hablamos de sitcoms, por ejemplo, habiendo perdido Friends y sabiendo que Frasier ya está vinculada en Estados Unidos a Netflix, la opción que les quedaría en la mano sería Cheers. Porque Modern Family ya tiene casa y otras producciones como The Big Bang Theory o Cómo conocí a vuestra madre, también. Eso reduce mucho las posibilidades. Claro está, lo que puede hacer Apple es ir hacia los nichos y aunque no tenga las producciones más solicitadas de manera masiva sí tendría series que salvo sorpresa les ayudarían a ganar audiencia. Que nadie se olvide del boom que supuso cuando se estrenó El Príncipe de Bel-Air en Netflix. Sin ser una de las mejores series de la historia hay millones de personas deseando verla de nuevo. Y lo mismo ocurre con muchas otras producciones.

Quizá así Apple entienda que a veces es mejor invertir el dinero sabiamente en adquisiciones que en producciones propias en las que se deja un dineral por tener ante la cámara a Jason Momoa, Jennifer Aniston, Anthony Mackie, Samuel L. Jackson o la mismísima Oprah Winfrey. Porque a Apple se le ha visto el plumero fichando a estrellas de Hollywood vinculadas a Marvel y DC Comics que arrasan entre los espectadores, como los ya mencionados Jason Momoa (Aquaman), Samuel L. Jackson (Nick Furia), Anthony Mackie (el Halcón) y Chris Evans (el Capitán América), y no entienden que si no les ponen en un buen contexto, al final el esfuerzo no sirve de nada.

Esperemos que, por el bien de Apple, las próximas decisiones que tomen respecto a su plataforma Apple TV Plus, sean un poco más acertadas y que así poco a poco vayan encontrando su hueco en el mercado. Y hasta que lo encuentren es obvio que tienen mucho trabajo por hacer, ideas que probar y nuevas iniciativas que llevar a cabo con la intención de ir ganándose al público. Nadie pone en duda que Apple conseguirá que su plataforma de vídeo sea más o menos rentable, pero les queda un largo camino que recorrer hasta que lleguen a ello.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...