Alibaba quiere reducir su exposición al mercado chino con más presencia en Europa

El gigante chino de la distribución abrirá sedes en Alemania, Francia e Italia para consolidarse en el mercado europeo tras la desaceleración de China.

alibaba

La desaceleración económica china, vocablo que nos trae inevitablemente a la mente las poco afortunadas declaraciones del ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero en 2008, está teniendo ramificaciones muy amplias alrededor del mundo. No en vano, la conversión de China en un actor económico y financiero global conlleva que sus problemas también se exporten con gran facilidad. En cualquier caso, las empresas chinas son, lógicamente, algunas de las más perjudicadas por la incierta coyuntura del país. Firmas como Alibaba están teniendo que reorientar sus estrategias comerciales.

El gigante de la distribución, que está presente en Wall Street desde el año pasado, ha acusado en gran medida la incertidumbre en torno a su país de origen. Por fortuna para la compañía, su carácter global evita que el impacto de los problemas chinos puedan afectarle de manera crítica, lo cual no impide que la dependencia de su mercado nacional sea ahora un lastre importante. Para mitigar estos efectos, Alibaba planea establecerse en varios países europeos con distintos complejos de oficinas, acortando los plazos previstos inicialmente.

Los países en cuestión son Alemania, Francia e Italia, por lo que Alibaba busca hacerse fuerte en el eje central de la zona euro, región en la que acumula una gran cantidad de ventas. Está por ver si además de la huída del maltrecho mercado chino se está buscando afianzarse en un territorio en el que se encuentra uno de los mayores mercados del mundo en términos cualitativos (por la capacidad adquisitiva de los europeos). Paralelamente, no se descartan más desembarcos en Norteamérica y otras plazas asiáticas.

El presidente ejecutivo de la multinacional, Daniel Zhang, aprovechó estos anuncios para afirmar que el próximo Singles Day, que se perfila como el día grande de las compras por Internet, demostrará la solidez de Alibaba en los mercados en los que quiere tener más presencia administrativa. En el mismo evento celebrado el año pasado, la compañía facturó 9.300 millones de dólares (8.200 millones de euros), por lo que las cifras que se obtengan el próximo 11 de noviembre serán un termómetro interesante.

Vía: TodoStartups.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...