¿Y si se unen Caixabank y Bankia?

La concentración de capitales y de empresas es lo que puede hacer más fuerte al sistema financiero español. Esto es, al menos, lo que busca el Partido Popular. Una de las operaciones más atractivas para el futuro, en cuestión de fusiones, es la que podrían protagonizar Bankia y Caixabank.

¿Se imaginan que el Fútbol Club Barcelona y el Real Madrid se uniesen deportiva e institucionalmente? Sin duda, dentro del universo futbolístico sería un hecho histórico, un acontecimiento sin precedentes y una de esas noticias que darían la vuelta al mundo durante varios años. No pararíamos de hablar de ello durante un largo tiempo, coparía portadas de periódicos y, quizás, cambiaría para siempre la historia de este deporte. Pues bien, si este caso lo extrapoláramos al mundo financiero nos quedaría una unión entre La Caixa y Caja Madrid. Como en los últimos tiempos los nombres de las entidades van y vienen debido a las numerosa operaciones de absorción y fusión, a día de hoy deberíamos hablar de una fusión entre Caixabank y Bankia. Y la verdad, no es la primera vez que se habla.

Rodrigo Rato busca socio

El caso deportivo expuesto en las primeras líneas se considera más una hipótesis de difícil (por no decir imposible, aunque esto nunca se puede afirmar con total seguridad: la burbuja futbolística dictará sentencia), sin embargo, el ejemplo financiero viene siendo un rumor recurrente dentro del ámbito de los negocios. Caja Madrid, principal entidad financiera que dirige Bankia, siempre ha buscado socios más fuertes a los que unirse para crecer como empresa. La situación que vivimos actualmente puede ayudar (y mucho) a que por fin tenga un compañero de baile “decente”. Los procesos de concentración en el mundo de las finanzas dio lugar a una serie de fusiones en las que se imponía la regla de que el más fuerte se hacía con el control del más débil. En estos, Caja Madrid tomó el control de algunas empresas con ciertos problemas, sobre todo, derivados de la posesión de activos financieros. Ahora la cosa diferente.

El gobierno conservador del Partido Popular quiere un sistema financiero fuerte. Entre sus pretensiones está acabar con las entidades débiles que son incapaces de conceder créditos. Para ello, la concentración de empresas es el único camino. Es aquí donde entra en juego Bankia. En este sentido, cobra fuerza una posible fusión con alguno de los tres bancos de mayor peso en España: Banco Santander, BBVA y Caixabank. De todas ellas, esta última es la que mejor posicionada está para llevar a cabo la operación. Y es que no son pocos los expertos economistas los que ven que una alianza entre las empresas dirigidas por Rodrigo Rato e Isidro Fainé ayudaría a crear un sistema financiero más robusto.

Foto: ESADE Press Room

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...