Varoufakis se queda solo ante un Eurogrupo hastiado de las evasivas helenas

El ministro de Finanzas de Syriza no solo no consigue un adelanto de las ayudas sino que se lleva una suerte de ultimátum comunitario.

union europea

Hace dos domingos, el ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, protagonizó una interesante entrevista en el espacio ‘prime-time’ por excelencia de LaSexta, el programa Salvados. Ante las preguntas de Jordi Évole, el político griego insistía una y otra vez en que el Eurogrupo entiende perfectamente la situación de su país y que no se siente para nada como un lobo solitario en Bruselas. Cinco días después de la emisión, las declaraciones de Varoufakis quedaban enterradas en la última reunión del Eurogrupo.

Para hacerse una idea de la magnitud de la bronca que se llevó el político de Syriza, basta señalar que esta ha cosechado una poco habitual unanimidad en los medios económicos de toda Europa. Las declaraciones de los presentes en el encuentro han sido igualmente coincidentes: Grecia se ha llevado un ‘no’ rotundo a su enésimo intento de sortear las demandas de sus acreedoress. El propio presidente del Eurogrupo, el socialdemócrata holandés Jeroen Dijsselbloem, aseguró que la petición griega de adelantar una parte de las posibles ayudas no se contempla en ningún caso.

El político del Partido Laborista holandés no ha estado precisamente solo en su postura frente a Atenas. Todos los países bálticos y centroeuropeos han criticado con dureza el intento de Varoufakis de salir de la reunión con más dinero para su país pero sin realizar compromiso formal alguno sobre las reformas de su gobierno. Los representantes de países como Eslovenia o Eslovaquia, naciones que conceden una gran importancia al equilibrio presupuestario, han calificado de ‘insulto’ la propuesta griega de elevar el salario mínimo mientras pide dinero a Europa.

De acuerdo con la información avanzada por la Cadena SER, Varoufakis pidió un anticipo de 4000 millones de euros y se comprometió a retomar las negociaciones dentro de una semana. La airada reacción de sus interlocutores pilló por sorpresa al economista heleno, que en esta ocasión no ha encontrado tampoco la comprensión de los representantes italianos y franceses, que suelen mostrarse más dialogantes con Atenas. En definitiva, parece que el Eurogrupo se ha plantado finalmente ante Grecia.

Vía: Cadena SER

Foto: tpsdave

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...