Una bajada de tipos no acercaría la recuperación

El ministro italiano de Finanzas pide a Draghi que siga bajando los tipos de interés, que se sitúan en mínimos históricos.

draghi

Mario Draghi ha dado sobradas muestras de sintonizar mucho más con la Europa periférica que el resto de grandes líderes de la zona euro. Así como el presidente del Eurogrupo o la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) no verían con malos ojos un alza de los tipos de interés, el presidente del Banco Central Europeo (BCE) es plenamente consciente de las consecuencias que tal decisión tendría en la recuperación económica. Desde luego, España parece uno de los países a los que no le convendría.

El Gobierno de Italia ha ido un paso más lejos y ha pedido a su compatriota Draghi que siga bajando los tipos, que recordemos se encuentran ya en mínimos históricos (0,5%). De hecho, la voluntad de la cúpula del BCE es la de subirlos lo más próximo posible. No sería en absoluto descabellado afirmar que solo la presión del presidente de la institución ha conseguido retrasar la medida. Los motivos a los que alude Fabrizio Saccomanni, ministro italiano de Finanzas, para pedir una bajada se basan en la certeza de que la fortaleza actual del euro es contraproducente.

Semejante afirmación no es del todo acertada. Si bien es cierto que la moneda comunitaria es una de las más fuertes del mercado de divisas, esto no tiene por qué ser necesariamente malo para los países de la zona euro. Basta observar por ejemplo el caso alemán, en el que el volumen de las exportaciones no ha cesado de aumentar a pesar de que el euro cotice ya a 1,35 dólares. La petición italiana, comprensible por la elevada deuda del país, se da por tanto de bruces con la realidad.

Con todo, parece poco probable que los tipos vayan a subir en el corto o medio plazo. Es más, determinados analistas trabajan con la perspectiva de que el BCE rebaje el valor legal del dinero con prontitud. No está del todo claro que una nueva bajada tuviera un impacto positivo inmediato en las economías periféricas, cuyo principal problema sigue siendo sin duda una deuda desorbitada.

Fuente: Expansión

Foto: Convergència Democràtica de Catalunya

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...