Uber se ve obligada a hacer despidos mundialmente

Los despidos aumentan en Uber debido a la crisis que la compañía está sufriendo con motivo del coronavirus.

Coches de Hyundai

La crisis del coronavirus no solo ha dejado al mundo (y sigue dejando, lamentablemente) miles de fallecidos, sino que también se está cobrando otra víctima: los empleos. Una gran cantidad de puestos de trabajo han recibido el recorte por parte de empresas que se encuentran en una situación complicada. Y la realidad es que nadie puede criticar a estos negocios, ya que no siempre es posible hacer frente a los gastos de mantener a las plantillas.

Uber es una de las empresas que se han encontrado en un momento complicado porque han visto cómo su negocio se reducía hasta niveles mínimos. Con el confinamiento se han acabado los viajes en coche de Uber y la reinvención en reparto de comida no ha sido suficiente para mantener las cifras de negocio. Por ello la entidad ha anunciado que se han visto obligados a continuar con los despidos. La última cifra añade 3000 bajas más alrededor del mundo entero.

Algunos de estos despidos están unidos al cierre de oficinas, especialmente en zonas donde había varias o entre ciudades cercanas en las que la compañía ha visto una oportunidad de consolidar recursos. El porcentaje en el que ha reducido su equipo de trabajo la empresa es del 25%, un dato negativo que ha resonado con fuerza en el mundo entero, especialmente en Estados Unidos. Para justificar la situación Uber argumenta que su negocio ha caído alrededor de un 80%, por lo que los ingresos están siendo muy reducidos.

La manera en la que ha impactado el coronavirus en Uber ha sido dramática. Antes de la pandemia la compañía estaba preparándose para abrir multitud de nuevas oficinas y tenía planes muy ambiciosos en distintas divisiones que llevaban al negocio a prepararse para el futuro. Pero con la caída del mercado y el confinamiento, Uber ha tenido que pensar de manera fría tanto a corto como a largo plazo. Y eso significa que van a reducir su inversión en todos los departamentos que no estén directamente relacionados con el transporte y con el reparto de comida a domicilio. Algo que quizá no es tan buen plan de futuro como se podría imaginar, pero que al menos les va a permitir prepararse para otra situación de estas dimensiones.

Algo en lo cual Uber dejará de trabajar tan a fondo como lo estaba haciendo ahora son los coches autónomos y los coches voladores, tecnología en la que hay muchas esperanzas depositadas. Ambos campos continuarán en la planificación de la empresa, pero parece que a un nivel de menor inversión. Un factor que seguro que alegra a los conductores de Uber, a quienes nunca les entusiasmó que la compañía estuviera desarrollando una alternativa al trabajo que ellos realizan.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...