Trump ya es presidente y este es su equipo

Las principales carteras con responsabilidades económicas han ido a parar a gestores procedentes del sector privado. Los departamentos de Energía, Comercio y Transporte, los más vigilados.

El pasado viernes 20 de enero, Donald J. Trump se convirtió formalmente en el 45º presidente de los Estados Unidos de América. La ceremonia de investidura volvió a estar rodeada por el ruido, generado tanto por el propio magnate -con la reiteración de su programa proteccionista- como por los manifestantes que no respetaron la jornada oficial. Como es habitual, la llegada de Trump a la Casa Blanca viene acompañada por la toma de posesión de una larga serie de algos cargos, que constituirán la Administración del nuevo presidente. Seguidamente, analizamos el perfil de los hombres fuertes de Trump.

Mike Pence

Gobernador de Indiana desde 2013 (hasta el pasado 9 de enero) y miembro de la Cámara de Representantes entre 2001 y 2013, Pence fue el nombre elegido para completar el ticket electoral de Trump. El nuevo vicepresidente es un hombre algo más próximo al ‘establishment’ republicano y goza de mucha más experiencia de gestión que el presidente. Se le sitúa en el ala conservadora del Partido Republicano y durante su etapa como gobernador redujo considerablemente los impuestos y endureció las condiciones para abortar en el Estado.

Reince Priebus

Es el Jefe de Gabinete del presidente y un hombre del ‘establishment’ republicano, hasta el punto de ser el actual presidente del partido. De hecho, la gran mayoría de analistas coinciden en vincular su nombramiento con un intento de Trump de limar asperezas con su propia formación. Entre sus funciones ‘no oficiales’, evitar que las propuestas del presidente sean frenadas por la propia mayoría republicana. Priebus es uno de los hombres más jóvenes del equipo presidencial (cuenta con 44 años) y uno de los pocos que no es protestante, dado que participa de la fe ortodoxa propia de sus raíces griegas.

Rick Perry

En teoría, el Departamento de Energía no es uno de los más mediáticos y por tanto la figura de Perry no debería presentar mayor interés. No obstante, se dan dos circunstancias que rompen este esquema. En primer lugar, las promesas de Trump para incentivar la producción petrolera y corregir la apuesta de Obama por las energías limpias visibilizarán este departamento. Segundo, en las primarias republicanas de 2012 Perry se comprometió a eliminar esta cartera si resultaba elegido presidente. Goza de una amplia experiencia en el poder tras haber desempeñado como gobernador de Texas entre 2000 y 2015.

Wilbur Ross

Hace algunas semanas, comentamos las implicaciones de las propuestas más polémicas de Trump en el Departamento de Comercio. Ross posee un largo historial de éxito en su actividad como inversor en empresas en apuros, muchas de las cuales logró sanear y volver a hacer rentables. Menos confianza despertó el hecho de que no se le presupone una postura especialmente abierta hacia la globalización, lo que implica que podría revisar los principales tratados comerciales del país.

Andrew Puzder

Otro nombre desconocido incluso para buena parte del público norteamericano. Puzder es el propietario de un grupo de cadenas de restaurantes, la más importante de las cuales es Hardee’s, considerada la quinta franquicia de comida rápida más importante del país. Comparte, por tanto, la condición de millonario con buena parte del gabinete del nuevo presidente. Carece de experiencia política, como Ross, y se lleva el departamento en el que posiblemente se vea el mejor legado de Obama, el de Empleo. Su contribución durante la campaña presidencial de Trump fue muy importante para que esta empezara a recibir donaciones.

Steven Mnuchin

Es uno de los nombramientos más sensibles en lo que se refiere a la esfera económica y también uno de los más controvertidos. Mnuchin es el nuevo Secretario del Tesoro, la mayor autoridad financiera del país junto a la gobernadora de la Reserva Federal, Janet Yellen. Su hoja de servicios en el sector privado es impecable, atesorando experiencia como inversor y como ejecutivo de Goldman Sachs. Es precisamente este último aspecto el que ha levantado más críticas entre quienes consideran que es un hombre muy del agrado de Wall Street.

Elaine Chao

Es una de las contadas mujeres del primer nivel de la Administración y también una de las pocas representantes de una minoría racial. Se queda el Departamento de Transporte, al que se le presupone una intensa actividad si Trump cumple sus promesas de modernizar las infraestructuras del país. Ya fue Secretaria de Trabajo durante toda la presidencia de George W. Bush (2001-2009).

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...