¿Subida del IVA en camino como revulsivo? La industria se opone

Una de las opciones que se podrían estar valorando incluye el aumento del IVA súper reducido y reducido en España.

El consumo en España no se encuentra en su mejor momento debido a todo lo ocurrido con la COVID-19 y con lo que aún está ocurriendo. La sociedad poco a poco intenta volver a sus costumbres, pero no es una situación que resulte cómoda ni sencilla. Por ello algo que está viéndose de una manera generalizada es que los ciudadanos gastan menos dinero y lo utilizan de forma muy inferior cuando salen de casa. Por ello los negocios, especialmente la hostelería, le pide al gobierno que haga algo. Y se niega de forma absoluta a que se incremente el IVA, ya que eso conseguiría exactamente el efecto contrario a lo que están buscando.

Si aumentara el impuesto del IVA y, por ejemplo, una lata de Coca-Cola pasara de costar 2 euros a costar 2,25, lo que ocurriría sería que el público se sentiría aún menos atraído a salir y consumir. Porque siempre hay que recordar que lo que duele del IVA no es lo que podemos pagar en un refresco, sino lo que vamos a pagar en una comida o una factura completa. Es ahí donde la cosa cambia.

Sabemos que el gobierno está buscando de forma desesperada nuevas maneras para aumentar la recaudación de impuestos, pero el aumento del IVA no parece una idea que resulte provechosa pensando a largo plazo.

Lo que tenía pensado hacer el gobierno era aumentar el IVA que ahora mismo se encuentra en categoría súper reducida y también el reducido. Eso abarcaría aspectos cotidianos habituales en las vidas de todos los españoles. El súper reducido es un 4% y se aplica a la venta de alimentos como frutas, legumbres, huevos, pan, verduras, leche o cereales. Por su lado, el reducido es del 10% y es el que tiene el transporte, la hostelería o las medicinas que compramos en farmacias.

Lo que le causa interés al gobierno es saber que a día de hoy, incluso con unos niveles del 4 y el 10%, estos dos IVA recaudan anualmente alrededor de 35.262 millones de euros. Para que entendamos lo positiva que es esta fuente de recaudación solo hay que decir que el resto del IVA, el del 21%, recauda menos: 32.800 millones de euros. Por ello, si aumentasen el IVA súper reducido y reducido, aunque solo fuera un poco, posiblemente la cantidad de ingresos que obtendrían sería notable.

Pero tal y como han apuntado los profesionales de la hostelería, esto ya sería el colmo, lo último que se podría hacer para intentar recuperar la normalidad en el país.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...